Llucas Fernández: COMEDIA EN ESTILO PASTORIL

En la qual se introduzen dos pastores y dos pastoras y vn viejo:
los quales son llamados Brasgil y Beringuella y Miguelturra y
Olalla, y el viejo es llamado Juanbenito. Y entra
el primero Brasgil, penado de amores, a buscar a Beringuella:
la qual halla y requiere damores y bence: e ya vencida,
que se van conformes cantando, entra el viejo llamado Juanbenito
abuelo de la dicha Beringuella e turna el plazer de los dichos y amenaza
a Beringuella y reile con el Brasgil. E ya que quieren venir a las manos,
entra Miguelturra, e no solamente los pone en paz, mas casa a Brasgil con Beringuella
y también llama a su esposa Olalla, y vanse cantando y vaylando para su lugar.

Br-Derreniego del amor!
doyle a rabia y doyle a huego.
dél blasfemo y del reniego
con gran yra y gran furor,
pues que siempre su dolor 5
non me dexa reposar,
ni aun apenas resolgar
mostrando me disfauor.

E andado oy acossado
de cerro en selua, en montaña, lO
por ver ónde se acauaña
Veringuella y su ganado.
A la mía fé ¡mal pecado!
cuydo que ño la hallaré,
ni puedo saber, ni séi
ónde la busque, cuytado.

Ando y ando y ñunca paro.
como res que va perdida.
a mi mal ño hallo guarida
y en mi bien ño hallo reparo: 20
de rato en rato m’envaro,
voy como tras perra el perro
o baca tras su bezerro.

Av amor! cómo sos caro!
Si me embosco en la spessura, 25
ño puedo allá sosegar
pues, si me vueluo al llugar.
lluego me añubra ventura
pues en prados y en verdura
toman me cient mili teritos, 30
por los bosques pego gritos
con gran descuetro y tristura.

El comer, ño ay quien lo coma
el dormir, ño se me apega;
como modorra bonega 35
estoy lleno de carcoma;
siempre oteo quién assoma,
siempre escucho sospechoso.
siempre viuo congoxoso,
iamás mi pena se doma. 40

Mas no sé quién biene allí,
O. si fuesse Beringuella!
¿Si es ella, o ño es ella?
Ella, ella es! ¡juro a mí!
¡juro a diez! dichoso fui
O, quánto me huelgo en vella!
Diuisalla y conocella,
ñunca tal gasajo vi!
Dios mantenga la zagala!

Be,-O. BrasGil, ¿qué hazes? di. 50

Br.-Vengo me acá para ti.

Br.-Si. Que tu galán.

Be.-Para mí? me dava vida tan mala
que no me pude tener
sin te venir acá a uer, 55
porque a ti naide se yguala

Be-Bien lo sabes rellatar,
quán llarga me la lleuantas
por mi salud que me espantas
en te ver assi habrar 60

Br-No te quieras espantar
de mi que tanto te quiero.
que juro a mi! que me muero
con cariño, sin dudar.

Be-Anda, vete, vete, Bras, 65
ño estés comigo en rizones;
dirte allá con tus barzones,
ño me quieras tentar más

Br-Escucha, mira, verás,
ño seas tan reuellada. 7O
y tan tesa y profiada,
que llugo llugo te irás.

Be-Pues dime, di qué me quieres.

Br-Quiérote ya que me quieras

Be-Que te quiera? mas ¿de ueras? 75

Br-Mia fé si!, si tú quieres.

Be-Anda de aqui Más no esperes

Br-Pues daca, dame vn filete

Be-No te atreuas: anda, vete

Br-Áy Dios! Quán lloçana que eres! 80
Quiéreme, quiéreme yá;
echa acá el rabo del ojo,
ño tengas de mí cordojo,
mira, mira, mira acá.

Be-Y on habras? verá, verá 85
¿cómo sos tan perpexible?
Ora Dios de ti me libre.
Nunca tal hu ni será.

Br-Ay, Beringuella garrida,
ño seas tan zahareña; 90
toma, torna te halagüeña
por que redemies mi vida,
que ya la trayo aborrida
y no quiero más viuir.
sino contigo me morir 95
si no as de ser mi querida.
Mill vezes te é requerido
que seas mi adamada.
ño se te da por mi ñada.
lluego me echas en oluido; 100
ándome lloco perdido
tras ti por todo el llitigar.
No me quieres abrigar,
ni de ti consuelo é auido.

Be-Valas, válaste el dïabro!
¿y tú estás, digo, en tu seso?

Br-Ay, que en tu amor estoy preso
muy mucho más que te habro,
y on más que burras nestabro

Be-Vayte a Menga 110
Brás -No. ño. ño;
ñunca tal adamé yo.
Mira qué cuchar te llabro.

Be-No estemos más aqui yuntos,
que los campos tienen ojos.
llengua y orejas los rastrojos 115
y los montes mill varruntos

Br-No tengas essos aúncos.

Be-Vayte. que vemá mi aüelo.

Br.-Ni desso tengas recelo.

Be-No me tomarás por puntos. 120

Br.-No te duele mi dolencia?
pues por tu amor estó ciego.

Be.-Pardiós! si lo sabe el ciego
que me dé gran penitencia.

Br.-O, rabiosa pestilencia! 125

Be,-No abres más nessa conseja,
qu’es pecado de l ygreja.

Br.-Ay. que en mi mal ño ay emencia

Be-Ponte vna poca de vntura.

Br.-Sea de tu compassión, 130
por que sane’l coraçón
su afición y desuentura!

Be-Xarópate con cordura
y púrgate con sofrir.

Br.-Será mi viuir morir! 135
mi gloria, la sepultura.

Be-Pues que estais enpoçoñado.
date vn gran botón de llumbre
uindote la costumbre.

Br.-Ay, que ño puedo. cuytado! 140

Be-Quiçás que estás aojado.

Br-Tú mimisma me aojaste.
tú misma me allobadaste
y de ti estoy llastimado.

Be-En te ver tan llastumado! 145
me füerças a te querer,
quel dolor que é de te ver
me haze ser tuya de grado.

Br-O, quánto me as alegrado
en dezirme essa palabra! 150
y con tan chapada habra
todo está regozijado.
Ño cabo en mi de prazer;
ya más tiesto estó que un ajo,
verás cómo m’esquebrajo
por contenta te tener.

Be,-No quieras nada hazer,
que de ti contenta estó.

Br-Que ño puedo mia fé, ño!
con gasajo en mi caber! 160
Pues verás, mira, carilla.
que se me auía oluidado,
qué te traxe del mercado
dijueues allá de villa.

Be.-Es gujeta o es cintilla? 165
¿o filetes o manija?

Br.-Que ño, ño. sino sortija.

Be-Cómo es linda a marauilla
Dios te dexe bien llograr;
y qué cosa tan gentil! 17O
que me endonaste. BrasGil!

Br-No se, puede mejorar.

Be-Cierto, cierto. sin dudar;
nunca vi tales llabores

Br-Pues miela por mis amores! 175
si me quieres bien amar

Be-Que me praz de la traer
de buen amiente por ti

Br-Pues dame tú algo a mi
en que te vea tener 18O
comigo algún querer
o algún cacho de amor.
que gran grolia y gran loor
me darás en lo hazer

Be-Por auer ya de allegrar 185
tu solo brigolleño,
en señal del amorío
algo te quiero endonar.

Br.-Ay, di qué me quieres dar!?

Be-Este orillo de color. 19O
qu’es de muy rico valor.

Br. -Juro a mí ques sengular.

Be.-Singular me dizes qu’es?

Br.-jHa, pardiós en mi concencia.
¡O, quán linda nigudencia! 195
Más la precio que una res,
y on juro a una que a tres.
Dime, han. ¿es de pardillo?

Be.-Boballa, es de amarillo.
¿Tú estás ciego o no lo ves? 200

Br.-Soncas bien lo determino
que es de la marcha buena;
¡a! ¡Dios te dé buena esena!

Be.-Y a ti te dé buen matirio.

Br.-Tiremos nuestro camino 2O5
allá, caréa la majada.

Be.-,Y adónde está careada?

Br. -Allá en somo, azia el espino.
Por tanto d’ acá aballemos.

Be-En buena fe que me praz. 21O

Br-Pues a mi también me haz

Be-Aballemos

Br-Aballemos,
que cantando nos iremos

Be -Qué cantar quieres cantar?

Br-Uno que sea de vaylar, 215
por que más nos reholguemos.

VILLANCICO
N’esta montaña
de gran hermosura
tomemos holura;
Haremos cabaña 22O
de rosas y flores.
n’ esta montaña
cercada d’amores,
y nuestros dolores
y nuestra tristura 225
tomar se ha en holgura.
Gran gozo y plazer
aquí tomaremos,
y amor y querer
aquí nos tememos 23O
y aquí viuiremos
en grande frescura
en esta verdura.
Aquí entra de improuiso
el ahuelo de Beringuella
llamado JuanBenito,

Ju.—O! que ñoramala estéys
en gran grolia y prazentorio; 235
¿qué es aquésto?
¿es desposorio,
que tal regolax tenés?

Be.-Ay. mi padre señor es.
Dime, dime, di qué haremos.

Br.-Doyle a rauia, ño asperemos, 240
si no, darños á mal mes.

Be.-Comencemos a correr
por aquí entre aquestas breñas
y deuaxo aquellas peñas
ños podemos esconder, 245
que allí no ños podrá ver

Ju-Que ño. ño, ño vos podrés yr
por mas que queráys huyr,
que aquí vos tengo de prender
Pues dezi, ora veamos, 250
¿cómo yo nos lo dezia
que algún día os tomaría
con el hurto entre las manos?

Be-Pues agora nos encontramos,
por mi salud neste punto!

Ju-Que ño. ño? Bien vos barrunto.

Be-Pardiós! ¿Aquí nos estamos?

Ju-Nadie ño me quitará,
por agora aquesta vez,
qué ramo de cachondiez 260
entre vosotros ño está
Pues quiçás, quiçás, quiçás.

Br -Dome a esta cruz y al diabro,
y por cuerpo de sam Pabro!
que a esso no vine acá 265
Ju-Mal criado en ti crié,
pues me diste tal vegez
criéte desde niñez
y verés ya para qué
Dime, dime cómo fué 27O
dime si te sobajó.

Be-No vos digo que agora llegó?

Ju.-Dilo, dilo, dilo ahé!
Verá la cara de cabra
rabiseca y sobollona, 275
la cachinegra y putona
y ño echa de si abía.
Habra va. boca de tabra
Di ¿qué haziades aquí?

Be,-No. nada, triste de mi. 280

Ju.-No vos escuséys con palabra;
Y vos, don llobo rabaz,
mucho os mostráys mesurado.

Br-O. quán mudo hu mi hado;

Ju-Vos sos vn gran lladrobaz 285
que hazéys la guerra con paz

Br-Juro a sant Rollán, no hago !

Ju-No penséys de vos yr en vago.
don hydepua rapaz

Br-Siempre vi perder los viejos 29O
el seso y tornarse niños

Ju-Mas siempre hazen los cariños
ñecios a los zagalejos,
que aun los viejos,
sus consejos demás
son d’ obedecer 295

Br-En grima y reñer, beber
es su gloria y sobrecejas

Ju-Bien ansi te honrren tus hijos.

Br-Como vos queréys dineros

Ju-Dios te dé malos aperos. 300

Br.-Y a vos no traeti cossijos

Ju-Y a ti te sobren litijos

Br-Y a vos mengüe la salud.

Ju-No llogres la jouentud.

Br-Más que durarán los guijos 3O5

Ju-Dom maxote, ño pensés
de habrar tanto por desprecio
aunque presumas de ñecio
sepamos qué cosa es.

Br-Pues ño me determiñés 31O

Ju-Pues ¿qué hazíades, ñora mala,
aquí con esta zagala?

Br-Cómo! ¿ya ño lo sabés?

Ju-Andav, acá juraréys
en las manos del jurado 315
si lauéys vos desfrorado
o qué es lo que aquí hazéys

Br-No, ora. ño me lleuéys.
ñamás dayme vn repelón.

Ju-Hydeputa, bobarrón, 320
aunque os pese, allá yrés

Br-Y a qué me queréys lleuar?

Ju.-A que juréys de caloña,
y si ay alguna roña
alli se á de demostrar. 325

Br.-Y en qué tengo de jurar.
en guisopo o en vinagera?
Ño la ahuzio, tirte a fuera.

Ju.-Anda ya, escomiença andar

Br-Por más, más, más que hagáys 33O
que ño me lleuéys vos, ño
Assina pensáys ¿cuidás yo
soy tan ruyn como pensáys?
Pues aun mal lo ymagináys

Ju.-O hydeputa mestizo, 335
hijo de cabra y erizo
¿y vos aún habráys, habráys?

Br-Sí. que no so algún modorro
que assi me auéys de hazer befas;
sacudiros é en las ñefas 34O
con aqueste cachiporro.

Ju.-Tirad vos allá, don borro.
son claros he nessa morra
y golpe con esta porra.
que os aturda. don codorro. 345

Br-Tenevuos, don vieio cano.
ño sea el dïabro que vos engañe.

Ju-Mas guardayuos ños apañe,
que assentar vos é la mano
aunque más estéys vfano. 350

Br.-Ay, ay, ay, cuerpo de Dios he.
Cómo viejo y bobo soys he,
pues aré vos pisar llano.

Ju.-Ay, ay, viejo pecador,
y ora, en cabo de mis dias, 355
¿y tú de venir auías
a me dar tal dessonor?
O falso, malo. traydor!

Br-Atentayuos en la llengua,
si no, davos é vna mengua 36O
que no la vistes mejor

Ju.-Y tanto es vuestro poder?
Arre acá, don bobarrón
¿Cuydás que soy cagajón
que assi me auéys de comer? 365
Pues hazedme este prazer:
que os tiréys dessas porfías
y aun aquessas ternosías
ño las queráys más tener

Br-Si estáys más paparreando, 37O
pegaros é en los costados
un par de sejos pelados
por que ño stéys menazando

Ju-On estáysme ende abrando?
Asperá, asperá. asperá 375

Br-Cata que os tiréys allá.
ño vos vengáys acá llegando

Mig-Verbum caro fatueras;
vosotros ¿por qué reñéys?
Passo, passo, no vos tiréys 380
tan rezio a las marmulleras

Br-Pues harévos yo de veras
que me conozcáys, don viejo

Ju-Sobaros he yo el pillejo
si más partimos las peras.385

M-pues sos viejo y más onrrado,
aya, aya en ello más seso

Ju-O que es vn villano
que me ha oy aquí amenguado

Br-No vos zimbre yo el cayado 39O
por somo del pestorejo.

M-Vos que auéys de dar consejo.
¿estáys más enterriado?
Por la vírgene de Dios,
calla tú, pues que eres moço. 395

Br -Toma. verás qué’scorroço

M-Ca1la yá, y callay vos,
y veamos entre ños
esta ryña por qué fue,
y amigos vos haré, 400
si queréys, ambos a dos.

Br-jA, mezquino, desdichado;
Yérgueme vn lleuantamiento.
que on por el pensamiento
ñunca jamás me a passado; 405
dize que l’e desfrorado a su nieta

Ju-Y es verdad.

Br-O, Iesú, y qué maldad
que me ha gora lleuantado!

Ju-Aunque me sepa perder, 410
departirme é neste dia
para la chançonoria.
a llo auer de conoscer,
ver si es ombre o si es mujer.
y juzgar nos ha este preyto 4l5

M-No es buen seso, JuanBenito,
ora en preyto vos meter.

Ju-No me queráys estoruar
por vuestra fe MiguelTurra.
que, aunque me cueste la burra, 420
lo tengo de pleytear.

Br-También yo sabré gastar
vn borrego y dos y tres
y aun vna bacuna res
¿Vos cuydáysme despantar? 425

Mi—Si a mi me queréys creer,
ni curéys d’ir a lletrados
ni aguaziles ni a jurados
a les yr dar de beber.
mas deuemos de hazer 43O
cómo aquí los desposemos;
y on ansi atajaremos
todo el mal que pudo ser.

Ju-Buen consejo es comunal.
mas la casta ño se yguala 435
dél, con la de la zagala,
en valer ni en el caudal.

Br-Nieto so yo de Pascual
y un hijo de Gil Gilete
sobrino de Juan juanete 44O
el que vine en Verrocal
Papiharro y el Çancudo
son mis primos carnales.
y Juan de los Bodonales
y Antón Prauos Bollorudo, 445
Brasco Moro y el Papudo
también son de mi rruño.
y el crego de XTiconffio
que es vn ombre bien sesudo
Antón Sánchez Rabilero, 450
Juan Xabato el sabidor.
Assienso y Mingo el pastor.
Llazar’ Alonso el gaytero,
Juan Cuajar el viñadero,
Espulgazorras, Lloreinte, 455
Prauos, Pascual y Bicente
y otros que contar no quiero.

M-No digas más por agora,
que ya harto asaz abonda

Br-Pues allá en Nauarredonda. 46O
tengo mi madre señora

Ju-Allá viue?

Br-Allá mora

Ju.-Y quién es?

Br-La del herrero

Ju-Dios, que estó muy prazentero;
ello sea mucho en buen ora! 465
Yo y ella gran conocencia
tenemos de lluengo tiempo.

Br-Lluego ¿en este casamiento
no abrá yá más detenencia?

Ju-Digo yá. pues su nacencia 47O
dije tan buena, y los sus hados,
para que sean desposados
yo de aquí les doy licencia.

M.-O Bras Gil, di, compañero,
¿qué palabra hu aquesta; 475
Allégrame acá essa gesta
y aquellótrate de vero

Br.-Miafé. ya estoy prazentero.

M.-Tú. zagala. ¿cómo estÁs?

Be.-Alegre ansi como Bras, 480
porque más que a mi lo quiero.

M.-No es menester más habrar
pues que dambos son contentos,
que por sus consentimientos
ya no se pueden quitar. 485

Ju.-Ni quitar ni aun apartar.
según ley de matrimoño.

M.-Pues no les days patrimoño
con que se ayan de casar?

Ju.-Yo les mando vn tomillar 490
de buen tomillo salsero.
y vn cortijo y chiuitero.
y vtia casa y vn pajar,
y vn arado para arar:
dos vacas con añojalesA95
y dos yeguas cadañales,
y vn burro muy singular.

Tenme punto en lo passado:
quatro machorras y vn perro.
y el manso con su cencerro, 500
y el cabrán barbillambrado,
y el morneco tresquilado;
y dar l’é una res porcuna.
y aun otra alguna ouejuna,
y el buy vermejo bragado. 505

Dar lé vasar y espetera,
y mortero y majadero,
y su rallo y tajadero,
y assadores y caldera.
y gamella y ralladera;5 10
cuencas. barreñas, cuchares.
duernas, dornajos y llares,
encella, tarro y quesera.
Y vn recel todo listado.
y vn buen almadraque viejo, 515
y vn alfamare uermejo,
y vn arquiuanco pintado
Cama y escaño llabrado
y aun, si quieres más alhajas.
también les daré las pajas 52O

M-No, que harto les as dado
Tú, ¿qué donas le darás?
Di, BrasGil, no estés en calma.

Br-Este mi cuerpo y el alma
para que se aya donrrar 525

M-Dexa ya de bouear

Br-Sus toquejos y tocados,
todos sus paflos dobrados
le pienso de endonar
Darlé alfardas orilladas 53O
y capillejos trenados,
cercillos sobredorados
y gorgueras bien llabradas,
y sortijas prateadas.
camisas de cerristopa, 535
su mantón y aljuba y hopa,
faxa y mangas colloradas
Darlé texillo y filetes
y bolsa de quatro pelo
saya azul color de cielo, 540
fronzida con sus marbetes,
y gujetas con herretes,
çuecos. çapatos, çapatas,
más te la porné que pratas
bruñida con repiquetes 545
¿No tengo ya embaçado?

M.-Si, dome al Sprito Sancto

Br-Pues aun más, más de otro tanto
de percontar é dexado

M-Harto abondo as rellatado 55O
Ju-Vamos daquí, que anochece

Br-Vámonos, que ya escurece
y on el sol ya s’a encerrado

M.-Asperá, ré a llamar
a mi sposa.

Br.-Y está ‘acá? 555
M.-Mia fé, si.

Br-Pues llámala,
presto, presto sin tardar.
irños emos al llugar

M.-Que me praze Ah, Olalla.

Ola.-LQué quieres?

Mi-Aballa ‘balla, 560
comiéçate acá allegar.
¿Sabes cómo es desposada
con Bras Gil ya Veringuella?

Ol-Por esso está oy tan vella,
tan galana y repicada. 565

M.-Toda está recrestellada.

Ol,-Verá, el ojo le guindea.

M.-No ay quien la habre ya ni vea.

Ol.-Sonriese de callada.

Be-No me querás vergojar. 57O

Olaya. -Llobado renal me mate.

Be-Verá cómo me combate
con su huerte motejar.

Ol.-Quiero, quiérote abraçar
pues que desposada sos. 575
Déxete bien llograr Dios.

Be,-Y a ti no quiera oluidar.

Ju.-Qué cosa es la mocedá!

M.-,Qué cosa es?

Ju,-Es como flor que sale fresca al aluor 58O
y a la tarde mustia está.
D’esta manera es la edá.

M.-Con celos esso dexistes,
vinirán como viuistes,
no comora en vejedá. 585

Ju.-No es tiempo destar parlando,
sus, sus, sus! Vamos de aquí.
aballá, arrancá de a.
que bien podéys yr habrando.

M.-Habrando no, son cantando 59O
vn cantar como serranos,

Br-Pues asios por las manos
y ir lo emos vaylando.
¿Queréys dançar con nosotros?

Ju.-Dançay, que ¡miafé! yo 595
ya mi tiempo se passó.
Hazey lo vuestro vosotros.

Br.-Pues ño stemos en quellotros,
sus, cantemos voz en grito,
con prazer demos grito 600
y saltemos como potros.

VILLANCICO
Gran plazer es el gasajo.
Digo, digo, digo. ha!
Juro a diez muy bien nos va.
Demos tortas y vaylemos 6O5
con gran gloria y gran plazer;
demos saltos y cantemos
hasta en tierra nos caer;
no ay quien se pueda tener.

Digo, digo, digo. ha. 610
Juro a diez! muy bien nos va.
Ana, Bras, tú y Beringuella
salí, salí acá a vaylar.
Que nos praz. juro a Santella!
por más nos regozijar;
gran plazer es el holgar. 6l5

Digo, digo, digo, ha:
Juro a diez muy bien nos va.
El cordojo que passamos
en plazer se nos voluió, 620
miafé! Pues nos desposamos
gran suerte nos percudió.
Nunca tal fié; ñunca, fio.
Huy, ha, huy. ho, he, huy, ha!
Juro a diez muy bien nos va, 625

Çapatetas arrojemos
repicadas por el cielo;
mill altibaxos peguemos
por acaronas del suelo.
Reholguémonos sin duelo 63O
presto, todos, sus. acá
Vamos, quescurece ya.

Advertisements

Francisco Bernaldu de Quilós: ROMANCE “EL CABALLU”

Francisco Bernaldo de Quirós:
“EL CABALLU”
FONTE: “POESÍAS SELECTAS EN DIALECTO ASTURIANO
(recopilación de Xosé Caveda reeditada y aumentada por Fermín Canella
en 1887)
Respétase la grafía orixinal, asina como los títulos y comentarios en castellanu.

EL CABALLO. ROMANCE

Señor don Pedro Solís,
El que tien é nes corades
Un macón de sacaberes
Y un camberu d’ allacranes ;
El del Mayuelo con zunes
Si non quier que i lo llame ,
Pieza de Baldeburón ,
Que sal bien , pero ye tarde ;
Alferi mayor d’ Uviedo
Q’ anque pese á quien pesare ,
Puede metese á conceyu
Sin quitar les sos polaines .
Sepia so mercé q’ agora
Que han de fer en todes partes
Al mayorazu d’ Asturies
Xuramentos prencipales ,
Se m’ ofrez el proponei
Un truecu para que saque
Un bon rocín ne los díes
Que ñarbole l’ estandarte .
Yo tengo un caballu oberu ,
(Ne la color arrepare) ;
Q’ inda no lu vió ente todes
Cuantes tierres tien andades .
Ye un potru de munchu rumbu ,
Y anque non lleva fisgades
Les oreyes ya se tien
Afayado nes batalles .
Daré por fé y testimonia
Para que les Buelgues Plasmen
Que lu truxo so les piernes
Un Comandante de husáres ,
Home que co los vigotes
Escobía los gabanes ,
Y con sangre de cristianos
Suel esproñase les barbes .
Trai cochellón retorcidu ,
Que con esmanganiase ,
EL diablu más llime vides
Que si Ilimiera castañes .
Si lu viera don Toribu .
Non tien duda habia ablucase .
Cochellada q’ cl reflundia
No hay alma que se i ampare ;
Nin da más na usarería
La xente y los animales .
Resalviando á vuesasté
Que lo había dicer antes :
D’ isti climen ye el caballu
(Que San Antón me lu guarde).
Per sobre los corbiones
Tien tosquilades les marques
Ye rocín fechu y derechu ,
Y dempués metidu en carnes .
¡ A depuxa ! ¡ Qué animal
Aparenta para padre !
La edá ¿ quier que i la diga ?
En estes yerbes segades
El usu de la razón
Se i acomenzó a pesllase .
Tien la concencia muy donda ;
Non tien de qué recelase ,
Q’ una y bona sobre illi
S’ arrebalgue , non lu baste ,
Inda que ye mansolín
Tamien tien sos ramascades ,
Que cuando tria , asemeya
Que magüesta pedernales .
Cuando fai el galantín ,
No hay regodón que non fraye
Y de les llábanes mesmes
Quier arrincar les entrañes .
Si pasa en vera d’ arquetes
Yos desflundia los canales
Y al destruír los conductos
Fai arreventar les agües .
Fobetones da á les piedres
Que les estriza en migayes ,
No hay cai que non esñice ,
Nin campera que non salle ,
Nin portiella que no brinque ,
Trabancu que non algame .
Sucu que non apechugue .
Fondigón que non reblague .
Si las ixargues i aguíen .
Parez que debana el aire
En un veloz fenetible
Duviellu cuadrupedante .
En cuantu al arretorcelles
Son todes les cuatro pates
Civielles con ferradures ;
Centelles con calcañales ,
Nunca amoria nel torneu
Anque bote de riscante
Q’ á les pures remolines
Encañuda vendabales
Anda marches y andadures ,
Y en entrambes facultades
Ha llevar á recostines
Los frisones y alazanes :
Con un rabellín de gochu
Puede bien desafialles
Que yos fará estremecese
Al primeru tripi-trape .
Trota seli seliquín
Y enarruga les ixades ,
Que de so les mismes botes
Fai cuenta que va esguilase .
Al galopio y la carrera
Non ye como les cardanes
De don Benito Moñiz
Y don Matíes de Faes .
Argayu ye de los vientos ,
Que si va a los arenales .
Botambriós ! no haber rocín
Que i arrecienda les ñalgues .
Cuando apara , fan les piernes
Dos esñidiadures llargues ,
Como cuando angunes veces
Por un picu se resvalen .
Pegara cien carrenderes
Sin que nunca se i embace
El fuelgu de la ferviella
Nin los barquines vitales .
Para acompañar marqueses
Y para dir una tarde
Nel a publicar les bules
No hay dineru que lu pague
Si Mateo el gordoneru
Va en él con sos alamares
A ganar la indulugencia
De les bules y los gaxes ,
Ganará munchos amigos ,
Si ne les festividades
Que cuerren toros lu presta
A los q’ atiren les llaves .
Para aquestes averíes
Verá como lu afalaguen
Ycomo i facen les mueques
Munchos monxures galanes .
El rabu y la clin parecen
Madexes abogadades :

Sin zaramicar los güeyos
Non puede en tientes mirase .
La parecencia he una cosa
Muy galana y muy vultable ,
Cuspida al de Palomino
La persona y les señales .
Arreguila unos güeyones,
Argutos, que se i salen
Como los de Teresina
Cuando cmpastia los candiales .
( Non me descubria Vusté
Que podrá reborvogame .
De q’ estoy ficndo a les besties
Comparancia de rapaces) .
Ticn como yo les ñarices ,
A lo menos ne lo anches
Que no demás non sería
Potru , si non elefante .
Cuando espirria los bufidos
Dan fumarades de sangre
Polvorines de rcllumbres
Uorronades d’ alquitranes .
Tien les piernes como fusos
Y unes corneves tan llargues ,
Que si se ximielga fila

Escadiornes de sedales .
Son los pies como tizones
Que de les bruques que salten ,
Si non pueden escondese

Debieren de chamuscase .
Ya saben vusté y P’iqueru
Que les otres xirigates
De calzar blancu ye usu
Y costumbre de xitanes .
Tien cl picu de compás
Q’ anque non sé aqucses fales
Les oí al señor Antón
Par’ un casu semeyable .
De la inxarga par’ atrás
Alcanza un protofin d’ ancles ,
Y eso andando el probequín
Destapinando xuncales .
Metaniques del testuz
Dos pintes blanques resplandien
Si non dos yemes d’ estrelles ,
Son dos clares estrellades .
Una sola ya la usen
Mil marniegos rocinantes ;
Mas , amigu , esto de dos ,
Ye prodigiu diversablc .
Ciertu astrólogu me dixo
Quc yera bon indicante .
Una para el que lu viende
Y otra para el que lu pague .

El pechu á pechu y repechu
Y antepechu i sobresalen ,
Tantu que de puro mostru
Y fai el pechu sobarvies .
Lo tocante á la barriga ,
Non ye flundón , mas nostante
Par’ ocho forcos de trincha
Non falten tres polgarades .
Si ye q’ asocede oir
Restallar pistoletazos ,
Se carcome del foroñu
Empezando á esbavayase .
Ya vuesausté lo verá
Cuand’ ante so puerta pase
Para hácia la Belasquida
E_na fiesta de los xastres .
Cada bramidu q’ escucha ,
Pega un bufidu espantable :
No hay tíru que no interprete ,
No hay truenu que non sonsañe ,
Todo lo fai por despeyu ;
Non tema , non , que s’ espante ,

Anque una vez s’ aparezca
Toda la güestia delantre.
Una migaína enrisca
El rabu sin resmocase ,

Q’ el dir col rabu ente piernes
Ye consiña de cobardes .
Tien la boca inda más dulce
Que el zumu de pasionaries ,
Y conoz les calentures

Por el pulso de les cambes .
Ye entendidu á les espueles
Non fai com’ otros cutrales
Que son canes mayadizos

AL cabruñar les inxargues .
Al ponei los apareyos
Ye un mármole , y al ferrase
Ñunca fixo una anguiñola
Anque el cascu i ataracen .
Tien canil sin paraxismos :
El muerga yerbes y payes ,
Non ye rocín cancalleru
Anque la cebera i falte .
Lleva la cabeza fita
Les corviones non altes :
En calcaños nin moñeques
Ñunca supo resfregase.
Non toparán siquier una
Burbuya en todes sos carnes ,
Q’ anque tuvo unes vexigues
Ya son vexigues pasades .
Denyure rincha con yegües ,
Y anque sos cuchos afaye,
Non s’ apara á recendellos
Como fan otros porcaces .
No hé rocín de mala enguin
Ni amigu d’ espicotase:
Cualesquier besties de bien
Pueden ser sos camarades .
Solo d’ un almoazamiento
Queda llimpín com’el xaspe :
Eche so mercé de ver
Si será de bon pelamen .
Como tevo munchu enseñu
Tien braves habilidades
Tañe á la puerte y s’ afinca
De xinoyos á les dames .
Oya : y la mió Sabelona
Si va montadu una tarde
Y ve que i fai les mueques ,
Acaba de rematase .
Vusté ansí como l’ atisve
Piéguei dos verdascades ,
Verá lluego que les sienta
Como empieza á fer mogangues .
Y entoncies anque i apúrria
Más medides colorades ,
Ha embiar á Antón de la Llera
Que vaya a tostar guiades .
Verdá ye q’ á min anuiche
Me ponxo d’ unes voriades ,
Toídu de les veríes ,
Y afreyau pe les vidaves :
Mas foi inocentemente
Q’ el caballu n’ isti lance ,
Rápel diablu más me fixo
Que si non fora causante .
Solu yo tévi la culpa :
Que d’ unos dis á esta parte
Estoi fechu un caicon ,
Pa efetu d’ arrebalgame .
Quería folgase comígo
Que tamién gasta sos chances
Y yo n’ esto de treveyos ,
Cáyo lluego como fráxil .
Al fin no hay no hay rocín que non
Tenga algunes encorbades ,
Y no hé munchu que desñidie

Si él de so estadu se caye .
Mas vusté ye diferente ,
Q’ he xinete de llinaxe ,
Pos fai guapu corredor ,
Que sortía Señor padre .
Ora diga so mercé ,
Q’ hé caballeru emportante ,
Cuantu me quier dar por él ,
Que lo q’ está de mió parte ,
Como no lu pague bien ,
Más lu quiero dar de valdre .
Y ya q’ el Sr. AIbuernia
Va por esos andurriales ,
En sin duda que podrá
D’ isti cuartagu informase .
Yo á mió primo Don Martín
Doi poder par’ axustase ;
Y non piense que i lu vendo
Porque tenga algunes llacres ,
Sinón porque estoi toídu ;
Y rocinos folganzanes
Son para caballerices ,
Pero non para hespitales .
Si ye q’ allá se concierten
Non faltarán dos tunantes
Que lu lleven y me trayan
Aquello en que s’ axustasen .
Abonda xente navega
De soldados y ordenantes ,
Que tamién facen reclutes
Los vicarios xenerales .
Esto ye lo que yo pido :
Y á Dios que voi á curame ,
Que dexo les catacumbes
Por dir á les cataplasmes .

Antón de Marirreguera: ” FÁBULA DE DIDO Y ENEAS “

Antón de Marirreguera:
” FÁBULA DE DIDO Y ENEAS ”

FONTE:

POESÍAS SELECTAS EN DIALECTO ASTURIANO
(recopilación de Xosé Caveda reeditada y aumentada por Fermín Canella
en 1887)

Respétase la grafía orixinal, asina como los títulos y comentarios en castellanu.

DIDO Y ENEAS

-Mientres que se faz hora d’ ir echanos
Esclará ñoramala esos tizones :
¿Aun ño atapeció y apigazamos?
Siempre vos sonen mal les miós razones;
Esi pagu tenemos los que damos
Conseyos á los mozos mangullones .
Si non apigazais , d’ esta tayuela ,
Un cuentu vos diré q’ oí á mió güela .

Ola , Tuxa : ¿que , riste ? pues bien oyes ;
Saca dos filos , toma aquella rueca :
Xuanín, enriestr’ allí cuatro panoyes :
Bartuelo , tapa arruda aquella llueca ,
Mira si tienen yerba les fenoyes ,
Y allégame acá l’ agua que se seca
Un home cabo el fuebu : ( podeis crello )
Aforrarás d’ erguite y dir por ello .

——————

Cuntaba la que Dios tenga en folgancia,
Mió madre y vuestra agüela ( tené cuenta .
Y abrí el güeyu q’ he cuentu d’ importancia );
Que un Rey de munchu pan y muncha renta
Allá en Fenecia , tierra cabo Francia ,
Templada , callentina y siempre llenta ,
Tenía una fía , fresca y muy sesuda ,
Blanca , gayarda , tienra y rechonchuda .

Sabía ller y escribir com’ una xana :
Falaba los llenguaxes que quería ;
Caciaba pe los montes con so hermana :
S’ oficiu yera andar á montería :
Sabida. xenerosa , palaciana ,
Viciosica sin más feletería
Q’ una doncella acá de padres buenos
Que igual non ye á les otres que son menos .

Diz que tenia tal gracia cuando andaba ,
Q’ extremaba pel mediu la cintura ;
No lo entendín q’ aquello lo causaba
Que la apertanon munchu de cretura .
Per detrás cualquier diz que la extremaba ,
Non p’ el talle sinón pe l’ andadura ;
Además que denguno podría vello ,
Porque estaba cubierta col cabello .

Al endefetu fresca como aleña .
Y como ella nenguna más galana :
Cuantu más va creciendo ye más ñeña ;
Cuantu más neña más zaragozana ;
Cuando con ceñu, entónces más sereña ;
Cuando al disfraz, entonces más lliviana ,
Q’ anque d’ un capellán fora sobrina
Non pudiera ser más solapadina .

Belu , so pa q’ ansina se llamaba ,
Vióla para prestar y crecidica ,
Y dixoi : – ” Mio fía , yo trataba
Casáte con persona ñoble y rica ,
Porque el diablo ye arteru y ñon miraba
Q’ entra aquí de contínuo xentecica ” ;
Muchachos , á vurlar y fer del güeyo ,
Pos ascuchá que yo soy perro vieyo :

” Suele uno d’ estos fer una goyada
Y falar pasiquín , lluigo cozcáse ,
Y en teniendo la plática entamada ,
Humilde y gachu trata d’ allegase :
Pide una mano y ya la mano dada ,
Pruin i los pies, entama esperezase,
Y al abaxar los brazos del perezo ,
Trai la mano á la ñeña pel pescuezo .

” La simple entónces piensa que no he nada ;
Déxala estar un pocu y por quitalla
Trebeya un poqueñín , faise enfadada :
Torna el bon muchachete á callentalla ;
Ye lo que el diablu quier ; vese rogada ;
Él alábala muncho y ella calla ;
Q’ estos son los viciosos v muchachos
Que estando en pie , quicias se ponen gachos ” .

Dixo la ñeña :- “Padre , ya lo veo :
Dangunes m’ escapé , y ansí casáme ,
Y si ha de ser , que sía con Sicheo
Que ya empezó una vez á enquillotrame.
Tien bondá , tien diniro y tien deseo
De folgase comigo y cariciame .
¿ Por qué habemos d’ andar per tras d’ Uviedo ,
Si non decir que preste y perd’ el miedo ?”

Ansina fó : casánonse gustosos ;
Mas poco yos duró so alegre vida ,
Que cuando se catanon más gozosos ,
Un Pigmaleon, so ‘rmano, con ferida ,
Lu matára con otros maliciosos ,
Quedando la cuitada ansí aflixida
Que con tal desesperu non sosiega ,
Y desque vilba ye non rebodiega .

Por quitai el diniro lu matano ,
Y ella que barruntó lo por qué yera ,
Dixo:- “Pos to ganavos pe la mano ” .
Tomó el diniro , xoyes y cebera :
So ‘rmana y los de casa la ayudano
A echallo n’ un navío al mar á fuera
Y xuntos aportanon á la Afríca ,
Llabranza del Rey Yarbes , tierra rica .

Salten en tierra , todos facen mises
( Non como les d acá , que non s’ usaben) ;
Ponen sobre los sayos les camises
Los que ofrecín les vaques que mataben
En acabando he todo gusto y rises ,
Porque en tierra segura y firme estaben ,
Y fiéndose con todos lliberales ,
Los admiten allí por ñaturales .

Pidió la Reina á aquella bona xente
Que i vendiesen para so morada
Lo q’ un cuiro de güe muirtu reciente
Fechu corrines tome á la rodiada .
Fácenlo ansina , y ella dilixente
Fixo allí una ciudá muy bien cercada ,
Y en memoria del cuiro del cuartago
Ponxoi por nombre á la ciudá Cartago .

Gobernó en sana paz y con tal arte
Que ño había que decir más q’ el so inxeño .
En esto quixo el Rey falai á parte,
Y ella al so platicar ponxoi un ceño :

Él i diz:- “¿ non quies fello? pos tu guarte ,
Que non quería de ti más q’ algún ñeño “.
Arrespondioi la Reina y vilba honrada ;
– “Pos non has de lograr la canilada “.

Dexola y foise muy escatimado :
Dexémoslu ir también que va vengase ,
Y vamos adelante á utru soldado
Q’ en aquel puertu quier desembarcase ,
Y pe la mar andaba mal fadiado
Con munchos barcos sin poder llibrase,
Fío de Anquises y de Venus diosa ,
Muyer para los homes gasayosa .

Umbió pedir llicencia pa la entrada ,
Y mandanon que entrás ena ribera :
Desque en tierra saltó , pidió posada ,
Q’ él s’ acomodará per donde quiera .
La Reina que lu vió , muy llastimada ,
( Y aquesta fo la llástima primera )
Umbió á decíi que si ha de estar despacio ,
Se venga á descansar al so palacio .

El yera , como digo , bien trabadu ,
Anchu d’ espalda , pierna bien sacada ,
Bona cára , vigote revoltiadu ,
Guedexa rubia y bien engreñonada ,
Falante , xenerosu y enfotadu ;
Fartuquín , y con seda bien llabrada ,
¿ Quián duda que quedría refocilase
Y sin andar en cuentos declaráse ?

-” Que cuentes to xornada gustaría ,
A él i diz la Reina entre la xente ” .
-“Non creo que ternás muncha ‘legria
En saber la mió cuita empertinente ;
Yo por obedecete más faría
Que volvella á pasar “, dixo obediente .
Y cuntando sos casos inhumanos ,
Callanon todos , tirios y troyanos .

– ” Troya mió patria foy , agora ayena ,
D’ Ulieses por diez años vasayada ,
Y todo me causára poca pena ,
Si por traición non fora soxetada ;
Porque los griegos , xente q’ está llena
D’ enxenios y en traiciones endustriada ,
Fexenon un caballu de madera
Cuatro veces mayor que la ñevera .

Embútenlu de homes con espades ,
Muy callandín cerrados y escondidos ,
Y lluigo echanon voz de que les fades
Ordenaben que fosen destroídos
Los troyanos , que en sos festividades
Al rocín no adorasen : y temidos
Que fosen de so Dios los mandamientos,
E na ciudá lu meten muy contentos .

” Desque illí dientro , ya tenín aviso
Q’ en llegando los barcos y la xente ,
Enviarín mensaxero agudo en viso
A que todos saliesen de repente .
Asi foi que á la nuiche d’ improviso
Fexenon la conseña , y brevemente
Los d’ allá dientro abriéndoyos les puertes
Dexánonos les guardies allí muertes .

” ¡ Los santos sean con nos en esta estancia !
Como estaba la xente adormecida
A rede barredera sin tardancia,
A nenguno llibranon de la vida :
Ya non tienen remedio de esperancia ;
Si van fuxir ño acierten la salida ,
Entre la llamarada , fumu y brases
Del fuibo que encarnaba pe les cases .

” ¿ Non viestes una roza que va ardiendo
Q’ el aire per detrás i va xiblando ?
¿ Cuando algún magüesto va encendiendo
Que les castañes dél van estallando ?
¿ El roido no escuchais que vá faciendo
Mientres l’ árgoma verde está quemando ?
Ansina quema Troya en munchos fuegos
En venganza d’ Ulises y los griegos.

“¿ Viestes dalgún correr cuando ‘i apieguen
Un cuete alla en Uviedo á la ropía ,
Que cuanto más afuxe más i lleguen
Les chispes á la pierna y pantorría ,
Y como los mochachos no asosieguen
Acorbiando al que va de carretia ?
Ansi los probes , tristes y cuitados
Fuximos á carreres chamuscados ,

” Cuand’ uno piensa ya que está guarido
Y ña casa del Rey quier escondese,
‘Anda allí el cuentu más embravecido .
Q’ al Rey saquen de casa anque i pese ;
Muyer , fies y fios sin valido
Maten en sin remediu de valese
Echandolos da fecho nes fogueres,
Alzando el gritu al cielo les muyeres .

“¿ Veis cuand’ un saca un braco d’ una llosa .
O una cabra que mata sin querello
Que la rebalga n’ hombro y non la posa
Fasta ponella en casa , y para fello
Dientes aprieta y puños que ye cosa ,
Y les pates i arreya cabo el cuello ?
Pos ansina d’ entr’ estes chamusquines .
Escape con mió padre á recostines .

” Mió madre q’ era diosa , aeonseyóme
Que axunte cuanto pódia y que me yaya ;
Si quiero llevar xente que la tome
Y la métia nos barcos de la playa .
Ansi lo fixe yo . que cuando el home
Puede facer so fechu y se desmaya ,
Si la moza lu anda triendo en plazos,
Disimule y encueya los costazos.

Non te quiero cuntar , oh Reina , coses
Por menudo , por ser tan enfenites
Como grandes : si oídes son gustoses ,
Al que les pasa y cuenta , pon sofites
Les piernes , y de suyo riguroses
Lleguen al cuayu , dando por desquites
Sospiros , empapicllos y tenrures ,
Que maten de pesar les criatures .

” Pisamos mares sueltes y cuayades .
Per cabo aquellcs dos peñes traidores
Que ya fono muyeres mal fadiades ,
La Scila y la Caribdis , que favores
Esperen de les ñaves destrozades
Por estar convidando con sos flores,
Y á penes lleguen á elles cuando encayen
Y non pueden salir anque trabayen

” Pasamos per un’ isla que tenía
Unos homes muy llongos y garzudos
(con un güeyo no más y esti se vía
Como arco de peñera , y tan sañudos
Que con mui pocu achaque tragaría ,
Cad’ uno dellos cuatro de nos crudos .
Destos un gran montón estaba otiando .
De que para ellos fósemos llegando .

” Allí mió madre invió una mensaxera
En un arco amariello y colorado ,
Pa cnseñanos de lloñe la carrera
De la Italia , q ‘ está del utro llado ,
Tierra del Rey Llatín . Yo bien quixera
Pescudai de daqué : mas con cuidado
En ñube se tornó mudando el traxe .
Y al despedise díxonos : ” Bon viaxe ” .

” En siet’ años q’ andube n’ estes coses
Bien terné que cuntar , yo lo aseguro
Déxolcs porque son muy llastimoses ,
Y date gusto ye lo que percuro .
A to ciudá me echanon los mios dioses
Y sete agradecido á ellos te xuro
Guárdame allá esa ‘spada y ñeñeríes
Y sean tuyes ya les que son míes ” .

– ” Encendei el candil , que vaya chase .
Dixo la Reina : él ve si se llevanta
Y va tras del ; pero escoyó quedase.
Foi fuerza se metiese so la manta ,
Anque tardó muy poco en llevantáse :
Mas so ventura entoncies non fo tanta ,
Que chanon tarabica tres la puerte ,
Con q’ illi lo sintió par de lla muerte .

Fasta l’ alva la Reina con so hermana
No acaba d’ alabar tan bona cosa ,
Y diz i: – ¿ Qué faré? Dímelo Ana,
Porque anque yo lo sé, so vergonzosa ,
Y si quies veme muerta ó veme sana
Ñon te ha pesar de veme gasayosa .
Arrespuéndeme a’ questo . ¿ Si estovieres
Vilba , mirando isti home qué fixeres ? ”

– ” Si yo fora una vilba tan reciente ,
Ana i respuende , q’ á nenguno date
Quixiste de muy ñoble y rica xente ,
Ni á Yarbes que entamaba enquillotrate.
Non despreciara la ocasión presente .
El que morrió, morrió : puedes casate
Falágalu , carícialu y treveya ;
Que sinón á pesate en siendo vieya .”

Tantes coses i dixo q’ allocada
Foi fer un sacrificiu á los sos dioses.
Y á pedíos llicencia q’ era usada;
Y sacó les entrañes tan folgoses
Q’ era llástima ver desalliviada
Muyer que fixo tantes bones coses .
¡ Cuerpo de San comigo ! á la q’ escucha
Aqueso i bien quedar d’ aquella llucha.

Sos dioses, como ‘l diablu l’ ordenaba ,
En calletre yos pon el dir á cacia :
De perros y criados todo estaba
Cercadu el monte sin temer desgracia :
Buscando venación cad’ un andaba ,
Cuando una ñube tanta piedra allancia ,
Con aire y remolín , que por llibrase
Para una cueva fonon atecháse .

Dido , que se vió sola y sin criados ,
No afayaba dengún abrigadero:
Dexándose guiar de los sos fados ,
Foi dar meta la cueva pcl sendero ;
¿ Diremos ora que por dir moyados
Estarín ella triste y él severo ?
Ello non sé ; mas yo si allí me viera ,
Muy pocu á pocu sé lo que fixera .

Salienon ya que vieran fer albancia ,
Y estuvieren allí más de seis hores
Non yos pareció muncha la tardancia ,
Q’ el tiempo non lu sienten los señores .
El per otru camín tomó so andancia ,
Y ella pel senderín , como dos flores ;
Dido , al llegar do estaben los monteros ,
Diz : – ” ¿ Dónde está el Troyanu , caballeros ? ”

Esto si que ye fer la desfilada :
Cad’ un pel so camín ; ansi te quiero ;
Y cuando está la xente ya axuntada ,
Que venga un pedacín él un primero ,
Y el otro co la voz desemulada ,
Decér : ¡ cómo corrí ! descansar quiero .
Ser ye defecultá fer escudielles ;
Mas mayor ye y más val el entendellcs .

Fónonse á la ciudá como vinienon
Él va muy cerca d’ ella y enfotado
Todos se marchen , y ellos se subienon
Uno del otro cortexando al llado .
Dalgunos mormuranon y dixenon
Que de la Reina yera el desposado .
Si é que i pareció bien , disimulólo ;
Y si i pareció mal , pardiez callólo .

La que primero yera recoxida
Tan honesta , tan xusta y virtuosa ,
Hora he lliviana, suelta , entretenida.
Ya por el qué dirán non i da cosa
La que Reyes dexara presomida .
La que fora muyer tan venturosa .
Allá me lo dirás cuando te preste
Dexa que venga un poco de Nordeste .

Dormiendo estaba Eneas cuand’ un xano
Criado de los dioses lu despierta ,
Y diz í : – ” ¿ Cómo duermes tan ufano ?
Para Italia te embarca , y será cierta
To ventura : si ñón como inhumano
Los dioses tornarán to dicha muerta
Fose sin dexai más q’ aquisti aviso
Y él llama sos criados d’ improviso .

¿ Cómo dirá á la Reina so partida ,
Que está de enamoradu sin sosiego ?
¿ Cómo podrá facer esta salida
Si entre tantos favores está ciego ?
¿ Cómo aquella palabra prometida
Cumplirá como ñoble caballero ?
Resúelvese , y previén a los criados
Que los barcos estén apareyados .

La Reina que barrunta lo trazado ,
Diz i : -” ¡ Traidor ! ¿ La mano que me diste?
¡ Cruel ! ¿ Lo que tenemos concertado ?
¡ Engratu ! ¿ Les fineces que en mi viste ?
¿ Cómo les pagues ? Cómo el mío cuidado
Pagar para engañame ansí finxiste ?
Lloca me dexes, lloca, que afrentada
Quedo, si tu te vas, y mal fadiada .

” Por tí sol de mió xente aborrecida :
Por ti á los Reyes todos soy odiosa :
Por ti ofendí á los miós , siendo ofendida :
Por ti perdí mió castidá preciosa;
Mió honor , mió fama que me daben vida .
Y el nombre de muyer maraviosa:
En medio de estos males y estes quexes ,
Será cierto morrer, si tú me dexes .

” Ya si de conocéte yo tuviera
Y para mió consuelu me quedára
Un Eneas pequeñín , me entretuviera
Cuando cabo el mió fuivo treveyara ;
Que en so cuerpu y so cara yo te viera
Con eso miós penuries engañara ;
Y si esto non ye así , non fayo medio ,
Que para consolame sía remedio.

” ¿Agora que hé forzoso defendéme ,
Ye cuando entames tu la despedida?
Ñunca pensé guardáme v escondéme ,
Nin parecer una muyer finxida ,
Nin con otru marido entretenéme ,
Nin casada con otru facer vida.
Diciéndome otra cosa desatino ;
Esto ye pan por pan , vino por vino ”

-” Contieso estó de tí muy obligado .
Eneas i responde. Bien guardada
Te llevo en corazón : yo soy mandado ;
Non tienes que miráme embelesada ,
Q’ abondo esto acá dientro escatimado ,
Porque dexo tan lluego la posada ” .
Dido cayó al oílu espavorida ,
Y metiénonla en casa amortecida.

Dempues q’ en sí tornó dixo á la hermana :
-” Ve ; que se embarca ; adviertei que so Dido ,
Muerre , y que con falái quedará sana
Que ve el postrer favor que yo i pido ” .
Oyó el mensaje , y diz :-” De bona gana
Fixera lo que pide ; mas despido
Con decir que ye gusto de los Dioses
Di á to hermana que trate de otres coses ” ,

Estalada oyó Dido la rempuesta ,
Y dixo :- ” Quiero fer un sacrificio :
Tenme la lleña aquí muy bien dispuesta
(y esto sesuda sí , y en mucho xuicio) ;
Sobr’ ella miós vestidos los de fiesta
S’ han de poner , y para fer s’ oficio ,
Tamién pornás la espada , q’ amañana ,
Todo esto daré á Xuno con fé sana ,

” Les dos esta traición desemulemos ,
Que más val que nenguno nos entienda ,
Pos riránse de nos si lo decemos
Agora vamos fer nuestra facienda .
Tú puedes ir á ver lo que tenemos ,
Y mirar pe les coses en to tienda ‘
Todo esto fó finxido para embialla
Porque ningún la víés para estorballa.

-” ¿ Ye posible se vaya isti malvado ?
(Dixo al quedase sola); el embustero
Fará burla de min ? ¿ pos como armado
Non pongo en contra d’ elli el pueblo entero ?
Barco non ha quedar que non sía echado
A fondo , anque camine bien lixero .
¿ Qué vos parez ? fiái de caminantes ,
Ca inda son piores q’ estudiantes .

” ¿ Yo qué falo ? ¿ onde estó ? ¿ qué frenesía
Tien á mió entendimiento entretenido ?
¡ Ay Dido desdichada ! ¡ qué tardía
Fuste en aseguráte isti partido !
Más xuiciu y más caltér te convenía .
Cuando en to casa Eneas fué coído .
Agora no hay sinón disimulallo ;
Q’ aunque te sepia mal habrás tragallo ” .

Vase xunto l’ altar ú están les coses
Conforme lo mandó para quemase ;
Y diz co les palabres llastimoses ”
– “¿ Cómo tarda mió vida en acabase ? ”
Y con les manes blanques y amoroses
La espada desbainó para espetáse
Y desque al blandu pechu la vio xunta ,
Con fuerza se tiró sobre la punta .

Estaba co les ansies vueltes dando ,
Sin falar , que la sangre l’ afogaba .
Les ferides y boca están roncando ;
Y cuando d’ isti modu Dido estaba
Llegó so hermana y damos llagrimando .
Los güeyos quixo abrir , mas ya faltaba
La fuerza , y espiró , que non debiera
Pasada con espada na foguera .

De tres maneres cuinten isti cuento ,
Mañana lu diré d’ otra manera ,
Pa que podais sacar d’ aquí escarmiento .
La casada , la vilba, y la soltera ,
La ñeña regalada á so contento ,
Cad’ una si quier bien aunque non quiera,
Si olvidada se vé , para vengase ,
Diablu duda porná para aforcase.

Antón de Marirreguera: “FÁBULA D’HERO Y LLEANDRO”

Antón de Marirreguera:

“FÁBULA D’HERO Y LLEANDRO”

FONTE:

“POESÍAS SELECTAS EN DIALECTO ASTURIANO”
(recopilación de Xosé Caveda reeditada y aumentada por Fermín Canella
en 1887)

Respétase la grafía orixinal, asina como los títulos y comentarios en castellanu.

HERO Y LEANDRO

Aunque los vieyos somos enfadosos,
Si nos dexen falar , remocicamos;
Y más cuando los cuintos son gustosos
Q’entoncia n’ellos mismos nos gociamos .
Fincando el pie y alzando perezosos
La cabeza, melgueros empezamos,
A decer cabo el fumo estos arruelos
Que nos solín contar nuestros agüelos.

¿ Mas q’ importa si ye la xente tala
Que unu tuerce el focicu par’ un llado,
Fai otru bulra de lo que se fala,
Esperézase el otru y enfadado
Un cuinto saca ó fala d’alcabala
Dexando un home per desesperado.
Sin mirar que los cuintos de los vieyos
Lles más veces aparen en conseyos ?

Agora que cenamos les castañes,
Pulgá para almorzar pe la mañana,
Y cuntarevos coses tun extrañes
Si Dios me tiene aqui cabeza sana,
Q’ abluquen d’ escuchallo les montañes ;
Ye un cuinto de un galán y una galana .
Quitáime de delantre isti tariego,
Yapurriime acá lleña , y facé fuego .

Hay allá n’ esa tierra de los Griegos
Una gran población á maravía
Do están los homes sin desasosiegos
Y más q’ acá los grandes de Castía
Comen y beben bien, y son viviegos ,
Y delguno yos gana na chiflía ;
Porque yos dá la tierra muncha vianda ,
De centenu , maíz , trigu y escanda .

Les parres dányos vino á cantarades
Son la fruta más ruin melocotones
Les tierres de barbechu y non vinades
Con cercos de ñaranxos y llimones
Siempre de suyo están bien abonados ,
Y en fin , al añu dan tantes pasiones
Y revicia el ganadu tantu en elles ,
Q antes de un añu paren les nuvielles .

En efetu : ye tierra de sostancia
Y todo aquello tien que non s’ escusa .
A1 agua que tamién ye d’ importancia ,
Non i llega la fuente Garatusa ,
Y el pescadu q’ en toda la distancia
Del Elespontu añida , allí se enfusa .
Isti cierra la tierra per un llado ,
Como el d’ Aboñu acá pintiparado .

El mayoral d’ aquesto que me oyéstes,
Home de bon calter y bona mena ,
Galantió gayaspero y fexo fiestes ,
A una diosa de suyo non muy buena ;
Lliviana , revoltosa , en fin , d’ aquestes
Que el amor soxetara en so cadena ,
Ducha en treveyos , ducha en esperencia ,
Sin vergüenza maldita y sin concencia .

Una fía d’ aquisti señoratu
Xentil á maravía y delicada .
Que por guapa non llega al so zapatu
La más gayarda y bien aderezada ,
Convierte al que la mira en insensatu ,
Dexa á la más hermosa rebaxada .
Pos esta misma con aquestes señes ,
A unes fiestes salió con otres ñeñes .

Unos pocos de pelos revoltiados
Llevaba na mollera entretexidos ;
Los de los llados muy ensortíados ;
Los que iben per detrás muy esparcidos
Para abaxo esguilaben enramados
Llargos , crespos y bien abastecidos ,
Y costazos , cintura , alfoz y saya
Tapaben sin, dexar una migaya .

El pescuizo dericho y bien sacado
Rodiaba de un llistón de fines plates ,
Y por cima del xugón desabrochado
Un seno descubría de pures ñates
Que non valen cabo illi ni un cornado .
Trapos de ñeve , de coral granates .
Ñunca viestes pescuizo más llozano
Podía comello ansi cualquier cristiano .

Cortadura reciente, y no otra cosa,
La boquina al abrise parecía:
Non quiero comparalla co la rosa
Lo dicho dicho ; y más cuando quería
Sonríse un poco afable y cariñosa ,
Lo blanco de los dientes relucía .
Y con ellos se rín los papiquinos
Faciendo y desfaciendo pucherinos .

So cara yera blanca á competencia
Con la lleche y la ñeve ; cexa arqueada
Tenía y güeyos negros ; la concencia
Non gana á la ñariz en axustada
Les vidayes tamién en avenencia
Están co la barbina afuracada
Melindrosa, alegrica y pequeñina
Fai xuegu con el todo la boquina .

¿ Qué tuvo que ver l’ otra mentecata
Que dicen q’era fresca com’ un oro,
Si codició volvese en una xata
Para poder folgase con un toro ,
Nin 1′ otra todavía más insensata .
Que se echó so la espada sin decoro
De pedir para fello la llicencia.
Nin Píramo , nin Tisbe , nin llucrencia ?

Nin l’ otra que so padre la guardaba
Ena torre de fierro muy severo
Que en granicos de sol la solliviaba
Xupiter q’ era dios muy braguetero ;
Ni aquella que los home amudaba
Cual en llobo cerval , cual en carnero ,
Con ésta que ya sube á los balcones
A ver como lo fan los farfantones ?

Tañenon d’ una parte les trompetes,
Y en esto salen munchos cabayeros
Faciendo los caballos mil corbetes
Y todos aquitaben los sombreros .
Los llacayos vestidos de rivetes
Facín lo que los amos aloyeros ;
Lluigo salió galán y rifaldado ,
Lleandro é nes sos gracies enfotado.

Non lu viera la ñeña fasta agora ;
Y al pasar , que pasó so los balcones ,
Y echó ‘l güeyu melgar á la señora ,
Estirando el piscuezu y los talones
Estevo un pocu ansina , y diz : -” Mal’ hora ;
Quian pudiera faláte dos razones
Cerca del to calter que me tien muerto:
Fixéramos quiciás dalgún concierto” .

Echóse andar muy fora de sentido ,
Como aquel que d’un palo está ablucado:
Perdió les riendes , y el rocín erguido
Revoltióse , y apúnxolo d’ un llado .
Tornó á miralla , y viéndolu embebido ,
Dixo el criau : – Señor , vas descuidado
Asotripóse y dio una sofronada
Y esperó al toru , puestu é na estacada .

Soltanon un gran toro melenudu
anchu de pechu , escasu de trasera ,
Cara arremolinada y tan sañudo
Q’ á cualquier espantaba na carrera
Y con ser tan vultable y tan membrudo
Corría como la corcia más llixera ,
Y pegando con unos farfantones
Esfregó con los cuernos sos calzones .

Lleandro que lu ve cuerre á buscallo ,
Y atáyalu con rabia tan canina
Q’ era emposible que dexás topallo .
Según que pa Ferillo s’antaína .
Baxa la testa el güe pa escorripiallo ,
Y al alzalla topó la llanciquina
Enclavada e’ nos miollos tan fundida,
Que sesos y alma echó pe la ferida .

Mató ansí cinco toros y acabóse
La fiesta sin facer seña nenguna .
Baxó la ñeña y el galán posóse ,
Y acompañóla por probar fortuna .
Yo pienso q’ ella , p’ hácia sí folgose
De bellu cavo si , que ño hay delguna
Si quier bien, q’ á les dures ó apretades ,
Non i ximielguen lluigo les corades .

El pidiói pel camín que i dies llicencia
Para falái non se que razonciques ;
Co la cabeza fexoi avenencia ,
Como quien diz : – “facéi lo que sopliques” :
-“Ya que yes diosa , ten de min clemencia,
(Dixoi Lleandro entós) y ñon pobliques
Con to desdén que ríes de mió pena ;
Correspondi á mió amor enhorabuena ” .

La propuesta gustói ; y hacía les huertes ,
Dond’ ella lu citó , dixo que iría ,
Y al hora señalada abrió les puertes
Y á la ocasión tamién .Meyor faría .
En pensar que les cuites son muy ciertes
Para la probe que en amor confía ;
Y para aquella que apenzando a rise .
En torciendo el mandil vien á rendise .

Dixo Lleandro : -” Ñeña soberana ,
Dichosu yo si tu non fores diosa ,
Que siéndolo non puedas ser humana ,
Nin ,amo tal facer por mí una cosa .
¡ Quien te viera muyer y menos vana !
Fores entoncies menos rigurosa
Y un pocu más melguera y amansada ,
Te dexáres de min ser adorada .

“Lo que está de la parte d’ isti río
Que pe la mar se mete sobervioso
Y un islai fái , entero todo hé mío:
Un prencipado ye maravioso .
De ñaves y galeres yo te fío .
Que soi del mundo yo el mas poderoso :
Tómalo todo y mira agradecida,
Que con ello te doi l’alma y la vida ”

Ella ansina i respuende muy cortesa
-” Mió pá diz , que mió madre fói Diana ,
Y que quixo la sirvía d abadesa ,
O como acá se diz , de capellana :
Tú tienes según veo mucha priesa ,
Porque me ves ansi zaragozana ;
Pero hé mester que al ídolu consultes ,
Y estar de lo q’ él diga á les resultes ” .

-” ¡ Oh ! pos si nos agüeros reparamos ,
Dixo Lleandro , ñunca xenerosa
Te folgarás conmigo , ni en tos manos
Apretarás les mies gasayosa .
Ni habrá para nos dicha; son tiranos
Los dioses y non quieren esta cosa .
Ten ánimo y ascucha aquesta traza ,
Y verán que non pueden fenos vaza .

“Yo ñado que so plasmo de la xente ;
Y Traspaso el mar , y salgo á la ribera ;
Para somorguiar soi excelente .
Pon un candil en una gatilera ,
Cuando non fués la noche relluciente ;
Y en viéndolu yo arder e na mortera ,
Ñadando verné aquí y platicarémos ,
Y lo que fos razón solo farémos .

“Con esto plaza pases d’ onestíca :
Munches hay que lo entamen de pequeñes
Por saber de que modu e1 amor pica,
Y fácense más fresques y aguileñes .
Ñon me lo querrás crer : ye cosa rica,
Velles andar alegres y risueñes ,
Falatibles , folgades , lliberales ,
Gasayoses , melgueres , fegadales “.

Arrascando una mano y pensatible
Hero sospira y diz : – “Non sé que faga:
Determináme é cosa muy terrible;
Non me determinar ye mala paga
A quien ruega humildoso y avenible .
Faga el fadu ó la fada lo que faga :
Hivos con Dios , y doivos por respuestes
Que faré los conseyos que me diestes “.

Illi que vió el negociu en tal estado
Non quixo gurgutar d’ agradecido :
Gayasperu, melosu y humildado
Del amor y so dicha poseido ,
Mirando de soleta pel de llado
Diz i tienru : ” -Mio flor , estó embebido ” .
Y d’ alabar so suerte nunca acaba ,
Q’ el que tien menester todo lo alaba .

Con requilencies vase, y ella queda
Como fuera de sí medio ablucada .
Y sospira , y exclama : – No hay quian pueda
Sofrir la pena que me tien bastiada .
El corazón de dientro non da queda
Y dizme , ¿ qué fixiste , desbardiada ?”
Más deso más alantre falaremos
Que aún ahora non sé lo que farémos .

Ella cobarde y triste estuvo queda
Tres nuiches sin querer determináse ;
Más á la cuarta dixo : -” ‘No hay quian pueda
Esperar otra nuiche sin fináse .
La vida non se mierca con moneda
Que á ser ansí cualquier podía llibrase .
Si non fago esto , muero . ” Y allumando
Arrimada al candil quedó amechando .

Lleandro q’ atisbó la lluz ardiendo ,
Lla ropa quita . Y como gaviota
Les foles co los brazos va batiendo
Tan solamente en so ñadar s’ enfota ;
Y como bien fogosu , va perdiendo
Lles fuerces porque el fuelgo se i acorta ;
Y al llegar que llegó á la veriquina ,
La mano i apurrió la rapacina .

Abrazólu y llevólu pe la mano
A so celda , que d’ esto tenia fama ;
Y él fiéndose que ha frio , diz ufano :
– ” Yo non to calentar fasta na cama “.
Que non lo fai por eso ye bien llano ;
Echar solo el gavitu , ansi se llama .
Ella llevólu entós al llechicicu ,
Y dixoi que cenás un vocadicu .

Arrespondiói : – ” Non tengo cenar cosa :
Vente aqui cabo min ; lo demás calla ” ,
Hero tapó la cara vergonzosa ,
Toda temblando . Al ir desabrochalla
Dexó cayer los brazos viciayosa ,
Y dixo : – ¿Aquella lluz ? Por Dios ; matalla ,
¿ Que ye de min . . . . . Lleandro , ¡ que me muero !
Isti ye de mió vida el fin postrero ” .

Y non fue tal , que nunca más contenta ,
Con so amigu dormió á la pata llana ,
Y al alba dispertando soñolienta ,
Dixo : – Cuirpo de tal ! ¿non sia mañana . . . . . ?
Bona la fixe entós “. Va dormilienta
Y abriendo un poqueñín una ventana ,
Era tan claro q’iba ya la xente
Cad’ un al so llabor muy dilixente .

Ella dixo á Lleandro : – ” Mira , amigo ,
Puedes estáte aquí sin dalgún vete .
Mió pa non vien acá falar conmigo :
Miós dames allá están en mió retrete .
Voi veles : lluigo torno á estar contigo ;
Fasta la nuiche , que querrás volvéte ;
Y si te quies quedar puedes quedáte :
Faré lo que pudiés por contentáte ” .

Todu’l día pasanon en cuenticos
En sín dexar correr el tiempu en vano ;
Comerín ( claro está) sos vocadicos ,
Y falando echarín tamién per mano
De entre medies dalgunos traguecicos ;
Al cerrar de la nuiche lo dexano
Y nadando Lleandro, la mar pasa,
Llegando sanu y salvu fasta casa .

De la segunda vez que la lluz mira ,
Arróxase á la mar sin facer cuenta
Que fola sobre fola allí satíra .
En medio lu coyó una gran tormenta
Y ño hay quian del se dolga anque sospira ;
Si se quier esforziar , ya lu fallenta
La fola y lu combate hácia la peña ,
Y al baxase’lu arrastra pe la areña .

Iba d’ inchente el mar más que otres veces
Y debió de facello arredenmente :
Estaba tan sañudu , que los peces
Se escondienon entoncies de so frente
Por non poder sufrir les sos braveces .
Brama pel ríu arriba cual torrente ,
Y á la puerte dexando de so amada
Al triste ñadador , fai retirada .

Cuand’ ella lu esperaba cuidadosa
Parez’ i que la escucha na ribera :
Sospira y lluigo llega cariciosa ,
Y diz i : – ” Pasiquín , vente á la vera ”
Y como non respuende non reposa ,
Fasta q’ al alba sal fecha una fiera ,
Y columbra el cadábre que moyado
Estaba á sos umbrales afogado .

Fóise lluigo par’ allí y conociólu :
Lloró en voz baxa , triste y aflixida ;
Llevantoi la cabeza y ximelgólu ,
Y quedó col dolor despavorida .
-Mil veces y otres mil dempués llamólu ,
Diciendo : – ¿pa qué quiero yo esta vida ? ”
Desesperada entós , como una lloca
Sobre elli s’ arroxó desde una roca .

Ansí acabanon xuntos y abrazados ;

Que los que viven mal , en mal acaben .

Atrapólos la muerte descuidados ,

Cuando más á su salvo se gociaben .

¡ Tan triste ye el finar de enamorados

Que l’ honra y el deber guardar non saben !

En un sepulcru xuntos los pusienon ,

Y so historia y so amor allí escribienon .

DIÁLOGU POLÍTICU d’Antón de Marie Reguera poeta asturianu del sieglu XVII

DIALOGU POLITICU

BASTIÁN.- Non quixera embarazavos ,
Xuan Suare , porque quicías
Queréis dir para la llende
O au Dios Vos ayudó,
Arrima aquí la guiada ;
Sentémonos , si te plaz ,
Departiremos un pocu
Y cuntarásme lo q’ hay .
El tabacu tabacu , ye cansera
Pedítelo , claro está :
Que como no hay un ochavu
Farás lo que lo; demás .

XUAN. -Sí , amigo , aquí trayo un polvu ;
Toma d’ ello y dalo acá ,
Que por valir ya tan caro
Non te doy para fartar.

BASTIÁN.-Esta baxa tien la culpa ,
¿ Quién nos lo dixera hoy fay
Diez años ? Mal haya , amén ,
La infame ñecesidá .
Entónces yera otru tiempo ,
Porque non había rapaz
Que no abaratás moneda
Como agora un capellán .
Tal estaben los mercados
Q’ una vaca y un tenral
Valín veintidos ducados …
Y eso lluigo a esgorgutar .
¿ Q’ ha facer un probe ahora
Si por ello non i dan
Cosa que lluzca nin preste
Y eso fiado un año ó más
Anque quiebre les costielles
El botiello y la cuayar ,
No abarata para peches
Nin i llena l’ agua al sal ,

XUAN. -Antes se ruxía q’agora
Mandaba So Maxestá
Fabricar otra diniro ;
Bono fora , mas pu pa .
Yo apuesto q ‘algún señor
Y lo ha desaconseyar ,
Q’ enfotados no hay un cuarto
Compren de valde lo q’ hay .
Par’ ellos Ye cuanto un probe
Puede correr y ganar .
El gochu por San Martín ;
La lleña por Ñavidá ,
El cabritu para Pascua .
La cuayada por San Xuan
La gallina , el pollu, el güevo
La mantega , el rabadal . . .
Y en faltándoyos con una
Acabóse l’amista ,
Non sabe el rey lo que pasa
Nin ñunca lo saberá .
Dios tenga en bona folgancia
A so Pá , ( que si fará) ,
Pos siempre nos quixo bien
Y allá se lo afayará .
En so tiempo non s’usaba
Tanta embarcación de pan ,
Tanto maíz como ogaño
Entro ‘n Muros y en Puntal .
Q’ embarque lo que i asobre
Un señor no hay q ‘espantar ;
Mas compralo pe los horros
Pa enriquecer , he maldá .
¡ Oh , si yo me viera a soles
Con el Rey medi’ hora ó más
Había de llei al oido
La cartía pe á pa .

BASTIÁN.- ¡ Xesús home ! ¿ con el Rey
T’ abis atrever Talar ?
El pensálo solamente
A les piernes fai temblar
Y al honre más entendido
Y fará trastaviar .
¿ Mas si falares con illi
Que -i abíes de rellatar ?

XUAN. – Había decii : – “Pos , Señor ,
Si non quita la mitá
De les pagues , faga cuenta
Que nos hecha al hespital .
Lo que so padre i dexó
Bien basta para pasar ,
Y lo que bien de les Indies
Yo non sé lo que se fai ,
Métialo tras de dos llaves
Non se fíe de so Má ;
Mire q’ el furto amañado
Al más santo tentará .
Tome cuenta por so mano
Que ansí facen por acá
Los señores , y por eso
Non pierden so calidá .
¿ Que sirven tantos criados ,
Tantu diablu folgazán
Que comen como aveyones
La miel del so colmenar ?
¿ Non Fora bono enviar dellos
Para Flandes ó Milán
A vése con el francés ,
Que bien menester será
Si hay muncho , muncho se gasta :
Lo poco suele bastar .
Yo por mi lo echo de ver;
Porque si en mió casa hay
Una boroña , se come ,
Y media suele allegar .
Non se fíe de nenguno
Anque sia de só Má ,
Que aquel que s’ allega al sol ,
Por calentáse lo fai .
Tenga cuenta co les arques ,
Con lo q’ entra y lo que sal ,
Que si dicen munches llaves
Pueden quedar n’ abertal .
De lo que pasó en Bilbao
Muy bien se puede acordar .
Y de los barcos de figos
Con que umbiaba regalar
So Madre al Emperador ;
Y si esto en casa se fai ,
Los criados y criades
¿ Qué doctrina aprenderan ?
Siempre lo oí yo decir ,
Y ora veo q’ he verdá .
Q’ el diniro en muches manes
Ñunca muy seguro está .
Si tomó aquestos conseyos ,
Yo sé que non faltará
De so casa la cebera
Nin de la so bolsa el rial .
Y si non fai lo que digo
Puede ser que allegue á tal ,
Que ‘ i asoceda lo mismo
Que á un agüilo de so Pa .
Isti fó Enrique el enfermo
Que viniendo de caciar
Una nuiche para casa ,
Non afayó que cenar .
Entre el mayordomo y él
Apenzaron á falar,
Que la caza que traía
Con que l’ habien de guisar .
– ” Señor , dixo el mayordomo ,
Malayá el remedio hay ;
Que hasta na carnicería
Ya non me quieren fiar “.
Llevantó al cielo los güeyos
Llenu el Rey de señardá ,
Y exclamó : ¡ ” Que ‘l de Castía
Ya non tope que cenar !
O tengo remediar esto , o to perder la cuyar .
– ” Esta cena , dixo un paxe ,
Y la q’ esta nuiche habrá
En casa del Duque de Alba ,
¿ Serán iguales quicías ?
Aquí falta al Rey vianda ,
Allá tienen á fartar ,
Y los criados son amos ,
Y el amu famientu está “.
– ” Non será ansí, dixo el Rey ,
Xuro á tal que non será .
Yo porné remedio n’ esto
Los Grandes s’ acordarán ,
Y a ocupar cadún so puesto
col escarmientu verná ” .
Vístese entós de criado ;
Pa casa del Duque va ,
Y asentados á la mesa
Ve los sos Grandes xintar,
Y reíse y solazáse,
Y á costa del Rey folgar .
Unu diz : – ” Me sobra tantu
De lo que puedo gastar ” ;
Otru – ” Con mió mayorazo ,
(Sin gaxes q’ el Rey me dá ) .
Sobránme diez mil ducados ,
Pa folgáme y reviciar” .
El Rey oyendo estes coses
Non quixo estáse allí más .
Fóise fechu un puzcalabre
Votando de se vengar .
Otru día de mañana ,
Como quian non sabe tal ,
Manda s’axunten los grandes
Allá en so Palacio Rial ,
Y severu en medio de ellos
Yos empieza á preguntar :
-” ¿ Cuántos Reyes conoceis ? ”
Respuenden : – “Uno y no más “.
– ” ¿ Y vos , diz al Arzobispo
De Toledo, non me dais ,
Razón de los que aquí manden ,
De los que en Castía hay ? ”
-” Señor , respuende el Perlado ,
Desque me puedo acordar ,
Yo conocí solamente
Al abuelo de so Pá ,
Y á so visagüelo Enrique ,
Y á so cuarto agüelo Xuan ,
Y agora, á quian guarde Dios ,
Conozo á So Maxestá “.
-” ¿ Pos cómo, replica el Rey ,
Siendo yo menor d’ edá
Conozo venti en Castía
Y vos los puedo cuntar ? ”
– ” Esos pintados, i dicen ,
O de madera serán ” .
– ” Non , traidores , sois vosotros ,
Los que presentes estais ,
Que pa min quereis el cetro
Y para vos el mandar;
Dáisme de Rey el nombre ;
Vos teneis so autoridá .
Pos si he cierto q’ en Castía
Hay unu solu y nomás
Y qu’esi solu ye Enrique ,
Obedecei y temblá .
Les ofenses que me feis
Yo vos les faré pagar ;
Todo cuanto me robastes
Teneis ora qu’ escorchar ,
Y si non aquí el gargüero
Vais el verdugo dar ” .
Ansí dixo el Rey furioso ,
Y faciendo una señal,
Cien soldados escoidos
Entren ena Sala Rial
Y el verdugo col cuchillo
Y la maza y el dogal .
Al velos, el Arzobispo
S’omilla á So Maxestá ,
De pabura solliviadu ,
Implorando so piedá .
– “Señor, i diz ; nuestra hacienda
Vuestra yera , ye verdá.
Tómela ; farto con ella
Pa remediase tenrá ;
Pero dexénos la vida
Que gran mercé nos fará “.
– ” Vivii muy enorabuena ,
Pero dáime, ¡ voto á tal !
Cuenta de lo que chupastes ,
Sin salir d’ aquí a la cay “.
Dos meses y quince díes
Tardaron en l’ axustar ,
Y pe lo menos sobranon
Para la Corona Rial
Sesenta cuentos , con q’ hubo
Pa dos querres al empar .
– “Fái tu , Señor, otro tanto
Que lo que to agüilo fái ;
Tamién tu puedes facello ,
Y sobres como él ternás .
Más ricos y más folgados
Hoy los tos Grandes están .
Si facéis bon capador ,
Saldréis de ñecesidá ;
Faréis guerra á la morisma ,
Entraréis per Xibraltar ;
Per Ceuta y per el Peñón
Arrepuñareís á Orán .
Tiemblarán los enemigos
Un Rey q’ en Castía hay ,
Q’ el solo puede fer guerra
Anque sía al Tamerlán ,
Y garrar la Berbería
Pe la costa de la mar ,
Y á Tunez y á la Goleta
Con Arxel y lo demás
Q’ el católicu Fernando
Poseyera tiempu atrás.
Los Reyes antiguamente
Tenín menos , facín más ;
Porque ayudaben los grandes ,
Lo q’ agora non farán .
Pero , probe de min , tantu
Que , destraidu en falar ,
Escurecióme de veres
Y non to ver par’ andar .

BASTIÁN.-Pardiez, la nuiche ye escura
Y la casa lloñe está ;
Mas col palu y les madreñes
Seguros hemos d’ andar ,
Q’ el camín ye conocido
Sin piedes nin llamorgal .
Y ya q’ hemos dir escures
Lleve el diablu más nos dá ,
Estamos aqui otro poco
Y fartános de falar.
Como tos esplicatives
Yo tuviera, amigu Xuan ,
Tamien te contára coses ,
Q’ en verdá t’ habín gustar .

XUAN. -Pos diles enorabona ,
Que bien puedes rellatar ,
( En mió concencia lo digo)
Delantre del preste Xuan .

BASTIÁN.-Diz que pon el Turco guerra
A toda la cristiandá .
Rescocéi debe tovía
Aquella de la ñaval
Que salió con torga en rabo
Como por antroxo el can .
Diz q’ antrar en Covadonga
Y que ha de desenterrar
Los güesos de sos agüilos
Que mató Pelayo allá .
Bien aína lo veremos
Si Dios quier y á todos plaz ;
Primero quicías d un mes
Da quian dará panz por paz .
Piensa que nos mete miedo
Con tanto cacaraxar ;
Pos ñon son tanto les ñueces
Como ruxen en costal .
Echa Piernes de muy noble
Siendo Mahoma so pá .
¿ Mas si el padre ye un arriero ,
Mire el fio que será ?
Fáise de muy gran linaxe
Y de la casa Otoman ,
Aunque apenes tien en ella
Un bancu en que se sentar.
La mayor vellaquería
Ye que el puercu ganapán ,
Nos tenga la casa Santa
Muy soxeta al so mandar .
Gobiérnase per un llibro
Que llamen el Alcorán ,
Y diz él que ye meyor
Que les lletres del Misal .
Miedu piensa que nos pon
Por llamáse Gran Sultán,
Cuando acá se dá isti nombre
Por despreciu á cualquier can.
Nin confiesa ni oye misa ,
Nin se cansa en ayunar :
Cásase con cien muyeres ,
Gocia de elles al empar ,
Y guárdales con capones
Que no i la pódian pegar .
Manda sobre la so xente ,
Como mando yo al mió can ,
Y sin dar cuenta denguna
Sin manera d’ enxuciar
Lo mismo aforca los homes
Que s’ estripalla un llimaz.
Ye sobervio y enfotado ,
Quier todo el mundo mandar
Y con sangre de cristianos
Si pudiés s’ habia llavar .
Mas ñon i sale la cuenta
Cuando nos quier ximelgar .
Que pensando llevar llana
Nos dexa la llana acá .

¡ Que brava tundia y pegaron
Los de Malta pe la mar !
Ñunca la mano yos duelga
Nin ñunca yos falte el pan .
Agora el Emperador
Y el Pontífice Román ,
El Polacu y el Saxón
Todos quieren dir allá.
Venecia con sos galeres ,
El de Saboya y Milán ,
Los de Lluca y los de Písa
Tamién con sos fuerces van .
Los Préncipes Electores
Los de la Iglesia y lo Rial
Les ordenes melitares
En aquesta liga están .
Don Xuan d’ Austria el esforciado
Yé el nombradu Xeneral :
Con illi van cabayeros
De la orden de San Xuan
Y de Malta, q ‘ á los Griegos
Diz que se van á xuntar .
A la armada del gran Turco
Q ‘ en busca la ñuestra va ,
Hay ñoticies q ‘ embistienon ,
Con Pioli so Xeneral ,
Y que ganó la batalla
Ñuestro Préncipe D. Xuan .
Más de cincuenta mil moros
De la armada del Sultan ,
En isti lance se cuenta
Que dexaron la cuyar .
¡Que de morcielles faría
Con so sangre Barrabás !
Mises serín escusades ,

Pos como diz el refran ,
” Escusa el que lleva el diablu
Candela para allumar ” .
Xuro á bríos ! que si me viera
Al par del grande Xabaz ,
Había quitai un vigote,
Y con el medio caxal ;
O con una bona porra ,
Que pesás medio quintal ,
Esmigayai la mollera
Al gran puerco regular ,
Y capálu de ñabaya
Y colgálu d’ un ñozal .
Non pienses que lu temiera
Anque cerca lu mirás ;
Que so coraxe y so fuerza
Consiste en ronques no más.

¿Viestes un gocho torgado
Cuando sal de un llamorgal
Farto de maíz y vianda
Rellenu como un abá ,
El llombo de media lluna
Fcechu un arco el rabadal
Con el rabo ensortiado ,
Y puesto e nos pies d’ atrás ,
Que batiéndoi los cuayares
Y afumándoi el reñaz ,
Si se i echa una perruca
La más ruin q’ hay en llugar ,
Amusgóse espavoridu ,
Y non torna á espatexar ?
Pos ansi , pintaparado
En sin poner nin quitar .
A mió mala concencia
fai isi puerco Xabaz .
Echa ronques, ye fumientu
Cuando bien seguru está .
Y encuéyese y non apuslla
Si oye á danguno roncar .
Dexémos agora al Turco ,
Que hay más coses que cuntar .
Unes daránte contento
Y otres te darán pesar .

El Rey de Francia en Arxel
Grande armada diz que trai :
Unos dicen que por bien ,
Y otros cuenten que por mal .
Si el amor que tien al oro
Tuviera á la cristiandá .
D’ otra manera les coses
Se nos habinn d’ allugar .
Illi ha ser siempre quien fó ,
Lo mismo fecía so Pá.
Con sos zunes y sos trampes
Siempre dispuestu á atrapar ,
Echa el cuerpu para fuera
Viendo España lo que fai ,
Por ver si á río revuelto
Algo ños puede agarrar .
Como ños mira enredados
Con el Turco , quien quicías
Entre la verde y madura
AIlimpianos á Milán .
Tamién diz q’ invió una carta
Pretendiendo coronar
Por Rey d’ Asturies al fío
Como si aquesto caucás .
Ñon nos saltaba otra cosa
Si ñon dexános sopiar
Del fio del Rey de Francia
Ñon siendo Rey ñatural .
Voto á bríos ! que los forcados ,
Chuzos y llances q’ están
cargados de fumo y sarrio
Los habíamos d’ allimpiar ,
Y que lo de Roncesvalles
Acá s’ había renovar .
Les muyeres de mió tierra
Están en pecau mortal
Co les zaragüelles anches
Que s’ estilen per allá :
Han facer lo que les yegües
Que non saben d’ ensillar.
Y en agoliendo la siella
Escomiencen á escociar .
El Rey si quier, puede fello ;
Mas xuro que i á pesar
Y q’ ha retorcer la oreya ;
El tiempo nos lo dirá .

Si élli conociera á Asturies
y el rinconcico que dá ,
Bien sé yo que non lu diera
Nin al grande Tamberlán ,
Produz muncho bon maíz ,
Muncho del trigo candial ,
Muncha de la bona sidra ,
Muncha vianda de cuyar ,
Faba, castaña , panizo ,
Nuez, arbeyos, mio y más ;
Ablanes , peres , manzanes ,
Ñisos , prunos á fartar .
Ya digo ; bien puede dallo ,
Mas bien sé que ‘i á pesar,
Y que más de cuatro veces
Ha querer volvése atrás .

Amigu , muy tarde ye :
Sin saber un lo que fai ,
En arrevolver el mundo
Hora tras d’ hora se va .
Perdona , y hast’ otra vez
Que volvemos falar más .

XUAN: -Adios , Bastián , el domingo ,
Que tendremos más vagar ,
Falaremos más despacio
A la entrada del llugar .

REDONDILLAS EN SAYAGUÉS de Manuel Herrera Gallinato, scritor Salamanquín del sieglo XVII

Durante los siegros XVII y XVIII foi frecuente l´usu de diferentes llinguas peninsulares en celebraciones y actos conmemorativos de la monarquía española (nacimientos, coronaciones, visitas reales, etc.), y n´outras ceremonias relacionadas especialmente cona relixón o con acontecimientos políticos y militares d´importancia. Muitas veces este cultivu facíase no contestu de xustas poéticas nas que concurrían y se premiaban las meyores composiciones en castellanu, llatín, griegu y, como apuntamos, na llingua autóctona del llugar del eventu lliterariu. No dominiu llingüísticu astur-llionés está comúnmente aceptáu que la primer composición d´autor coñocíu ye un poema dedicáu a Santa Olaya, d´Antón de Marirreguera, que ganóu en 1639 un certame poéticu celebráu n´Uviéu.

Sicasí, nel antiguu Reinu de Llión hai constancia de la esistencia de testos poéticos na llingua autóctona n´ocasiones como las mentadas, y hasta tenemos la referencia d´una poesía d´autor coñocíu anterior a la famosa composición regueriana, ye la obra titulada «Redondillas» de Manuel de Herrera Gallinato que tamién ganóu un premiu no certame lliterariu convocáu na ciudá de Salamanca a la meyor poesía en «estilo sayagués», celebráu con motivu del nacimientu en 1629 del príncipe Baltasar Carlos, fiyu de Felipe IV. Esta poesía en sayagués, de 96 versos y escasa calidá lliteraria, foi publicada en 1630 no llibru «Fiestas de la Universidad de Salamanca al nacimiento del príncipe don Baltasar Carlos García Domingo…». José de Lamano y Beneite recuperóu este testu na antoloxía qu´axunta en «El dialecto vulgar salmantino» (Salamanca, 1915), anque tacha de pura invención la llingua na qu´está redactada la poesía, al contrariu que Ramón Menéndez Pidal que na sua obra «El dialecto leonés» empondera la composición diciendo: «Una especial fidelidad [a la fala popular] procura Don Manuel de Herrera Gallinato en la poesía compuesta para el certamen que se celebró en la Universidad de Salamanca en 1630, con motivo del nacimiento del Príncipe Baltasar Carlos». Menéndez Pidal precisamente opón esta poesía a las milenta composiciones «sayaguesas» que nada tienen que ver cona fala llionesa.

De Gallinato tamién ufiertanos la primer referencia descriptiva del idioma llionés nun cometariu que reproduz José Lamano y Beneite: «¿Qué lengua es la que llamamos sayaguesa? La lengua naturalmente llamada sayaguesa, consta de cuatro lenguas: latina, antigua de las Partidas del Rey Don Alonso, portuguesa y castellana. Verifícase en algunos vocablos, como en este nombre hijo, que ni dice filius, como el latino, ni fijo, como el antiguo, ni fillo, como el portugués, ni hijo como el castellano; sino tomando de todas y huyendo de ellas, dice fiyo, usa de ípsilon en vez de ijota, y esto en casi todas las ocasiones; tiene nombre particulares, en cuya derivación se gastará mucho tiempo, como emportar, escaminar, huron, fueron, esguetar, es huyr; socato es imaginación; oreta es pensamiento y otros algunos a este modo; es muy copiosa y antes difícil es su composición de versos: el que con más afecto de rusticidad la leyere, le daría la gracia de que ella consta. Esta, y no otra, es la natural lengua: porque la demás, es labradora y no sayaguesa (…)»

Hai que se descatar de que´l testu trescritu denota una cierta conciencia de diferencialidá entre la fala popular qu´él describe y los romances vecinos como´l portugués y el castellanu. L´análisis comparativu que realiza Gallinato tomando como referencia la palabra llionesa «fiyo» nun tien desperdiciu: asina, estamos ante una «lengua» que nun ye llatín, l´idioma matriz de todos los romances, nin portugués, pero tampouco ye castellanu, nin modernu nin antiguu. Outra miente, la denominación de sayagués remítenos al llinguaxe artificiosu utilizáu na lliteratura castellana del XVI y XVII, pero esa denominación tamién escuende, n´escritores como Lucas Fernández, Juan del Encina y el propiu Gallinato, una realidá llingüíst ica popular y real, la llionesa de Salamanca y Zamora como ya confirmara María Josefa Canellada cuando señala nel entamu de la sua edición de las «Farsas y Églogas» (Madrid, 1976) del salmantinu:

«Lucas Fernández transplanta aquella indecisa habla rústica a un clima dialectal vivo, el leonés. Es el momento de pleno vigor y logro del tantas veces llamado lenguaje y estilo sayagúes».

En muitos aspectos la composición de Gallinato arímase más al llionés faláu que las composiciones de Llucas Fernández o Juan del Encina, anque ensin renunciar a un cierta reellaboración escrita d´esa llingua.

Las «Redondillas» de Gallinato son la prueba d´un cultivu de la nuesa llingua, anque marxinal y minoritariu, asemeyáu al constatáu en Galicia o n´Asturias, al menos na ciudá de Salamanca y venceyáu a la sua Universidá, y evidencia la propia pervivencia del idioma nesa ciudá y na sua contorna no XVII. Lamano indica que yera habitual que nos certámenes lliterarios salmantinos concursaran obras en sayagués; la localización y estudiu d´estas, pol momentu inéditas, composiciones sayaguesas ye unu de los llabores necesarios pa coñocer meyor la historia lliteraria y social del romance astur-llionés nuna de las suas páxinas más escuras que tien amás l´interés d´enllazar conos nicios de la lliteratura asturiana como apunta el profesor de la Universidá d´Uviéu Xulio Viejo: «(…) l´asturiano-lleonés, relegáu sociolóxicamente dende dos sieglos atrás va topar una de los poques canales d´espresión lliteraria naquellos años: una llinia un tanto aborronada, poco estudiada y quiciabes abondo incomprendida, que xuntaría les citaes composiciones sayagueses, entá bien estimaes nel redol universitariu de la Salamanca del XVII (onde se localizaben per aquellos años ciertos manuscritos requerianos) cola bayurosa tradición de villancicos d´asturianos (…)».

Velo eiquí el poema amentau.

UN POEMA EN LLIONÉS DEL XVII

REDONDILLAS
Manuel de Herrera Gallinato

Dedicau al recién nacido príncipe Baltasar Carlos,
fiu de Felipe IV, y a Salamanca y a la sue Universidá.

Señor Ri Dius vos mantienga
Y a ñuessa Reina a demas
Pues que tal fiyo ños das
Que siegros de vida tienga.

Verés yá como ñu escapa
Nin Turco, nin lluterianu,
Porque empués qu está cretiano
Mui huerte buraco tapa.

Ño habrá Moro que ño estripe,
eiquí qu’esguitando van
Que todos trebrando stán
Del cachorro de Helipe.

Gran regociyo fará
en la Corte vuessa yente,
mas bon rei paráime miente,
ñel regociyo d´acá.

Ño quedó, Ño, pardius,
En Sayago, Sayagués
Que Ñu vos faga entremés
Porque vos llu guarde Dius.

La ñobre ñiversidá
Della vuesa Sallamanca
Ñu vos anda endebre y manca
Que, Pardius, bayente tá.

Ye ´l vivo Barrabás
La ñiversidá vos falo,
Fecho a, fechos del diabro,
On más que Sayago, más.

Ñu vos duela, si ñu acierta
A dicívoslu, güen Ri,
Un sayagués, que yu vi
Al mundu, lla boca abierta.

Ñel nombre del güen Juesús,
Que nombre de nombres es,
Un villano sayagués
Empieza, ayúdeme Dios.

El Regedor de’scolares
Tan allegre se vos pon,
Que lle di sin dar perdón
Llas bendiciones a pares.

Otro que tal, el Mayesso,
Con tamañu regociyo
Como si hura´l su fiyo
Baltasar, el fiyo vueso.

Muncho folgara que vieres
Llus cregos, que ño son cregos,
Llus Dotores lletrariegos
Comonos Partiñopreses.

Llas paredes del corral
Eran doro collordo,
qu’entá llu empramentado,
Una groria terrenal.

De llumbres que milles montan
Un pantasma en meido stá,
Llus tiros que dellas da
Fata llas nubres empontan.

El que saca una fegura
On que hura un ganapán,
Tanto de lloro lle dan
Como si ñada ño hura.

De llas copres, ¿qué vos diré?
Tantas huron que ño sabo
Como vos lle darán cabo,
muchas huron a la fe.

Quál, diz que será’l rapaz
Robre y Olivo ña tierra
Baltasar, Carlos en guerra,
Carlos, Baltasar en paz.

Que Dius llu llibre de daño
Otrossí y al Ri y a la reina
Y an uvo quien endevina,
Que vos parirá cadaño.

Quien pergeña ñel socato
Unas copras de Sayago,
Miyores que yu llas fago,
lle paguen llugo sofato.

Mi veluntá, qu’allá va,
Tamién lla paga se sopra,
Ño sola pagan lla copra,
Que pagan lla veluntá.

Pardius, muncho lle devés,
Farto obrigau lle estas,
Y si vos se llu pagás,
Farés bien si llu facés.

faces en vuesa facienda,
Que para’l vuesso conseyo,
Asín el mozo como’l vieyo,
Ño ai giente que más entienda.

Tanto vos adora y ama,
que a mercedes vos obriga,
Un sayagués ño llu diga,
Yá vos llu dirá la fama.

Fágate Dius muncho bien,
Ñiversidad frorecida,
Y tenga tu fama vida
En secolurom. Amen.

AUCTO DEL REPELÓN, de Johán de L’Anzina, na qual un studiante búlrasse de unos pastores.

Aucto del repelón, en el qual se introduzen dos pastores, PIERNICURTO y JOHAN
PARAM-S, los quales estando vendiendo su mercadería en la plaça, llegaron ciertos
estudiantes que los repelaron, faziéndoles otras burlas peores. Los aldeanos,
partidos el uno del otro por escaparse dellos, el JOHAN PARAM-S se fue a casa de
un cavallero; y entrando en la sala, fallándose fuera del peligro, començó a contar lo
que le acaesció. Sobreviene PIERNICURTO en la reçaga, que le dize cómo todo el hato
se ha perdido. Y entró un estudiante, estando ellos fablando, a refazer la chaça, al
qual, como le vieron solo, echaron de la sala. Sobrevienen otros dos pastores, y
levanta JOHAN PARAM-S un villancico.

JOHAN PARAMÁS ¡Apartá y Hazé llugar!
Dexá entrar, ¡cuerpo l cielo!,
que ño me dexoren pelo
ña cholla por repelar.
Mandá ora, señor, çarrar 5
Aquella puerta de dahuera,
que vien una milanera
tras mí por me carmenar.
Ño ha poder que ño stea l’ombre
Acá dientro más seguro. 10

¡Par Dios, par Dios, que lo iuro,
Porque es iuramento dobre!
Q’ onque la burra ño cobre
ni el Hato recaldasse,
a la praça ño tornasse. 15
Ño, en buena fe, ¡iuria dobre!
Ahuera, q andan por alto
ña praça los repelones;
si me’stoviera en rezones
y ño veniera ñun salto, 20
yo traxiera en chico rato
las llanas tan carmenadas,
qu’aquellas gentes onradas
lo hezieran bien barato.

¡Á, cuerpo de Sant Antón, 25
cómo stá l’ombre acosado!
On agora estó embazado
onde hai tanto vellacón.
¡Doi al diabro tal montón
de gente tan endiabrada! 30
La Huerça puse dobrada
por salir dun rebentón.
Aosadas, que voi onrado
de la villa desta Hecha;
on dalgunos ño aprovecha 35
tanto lo que han estudiado.
Otros avrán más gastado,
ca mí, sin saber llier,
me Hecioren acá bacheller,
que branca ño me ha costado. 40

¡Á, ñunca medre la cencia
y on el puto que la quier!
Miafé, el q’a mí me creyer,
ño estudie tan ruin sabencia;
que vos iuro en mi concencia, 45
que si muncho la studiara,
que más cara me costara
quiciás q’ alguna correncia.
Quiera a Dios que ño bulrasen
con l’otro desta manera, 50
porque darl’ían quisquiera
sin que muncho lo dubiassen,
¿Quál haría si amontassen
las burras con sus xingrones?,
que ño marrarían lladrones 55
que en Dios valme las Hurtassen.

PIERNICURTO ¡Allá va tó pa’l diabro,
burras, árganas y puerros!
Ño hai más concencia q’ en perros
nellos, ¡juria San Pabro! 60
On m’ espanto como habro
según en lo que m’e vido;
más preciaría yá ser ido
que la llabrancia que llabro.

JOHAN PARAM-S ¡O, pesar de San Botín! 65
¿Y las burras son perdidas?

PIERNICURTO ¡Par Dios, dálas tú por idas!

JOHAN PARAM-S Yo te iuri a San Martín
quizás q’algún Hi−de−ruin
lle prazerá con su ida. 70

PIERNICURTO ¿La tuya stava parida?

JOHAN PARAM-S ¡Mas preñada qu’ un rocín!
¡Dios, que desta garatusa
ternemos bien qué contar!

PIERNICURTO Y al tu amo que pagar, 75
a segundo lo q; él usa.

JOHAN PARAM-S Ño, la paga ño s’ escusa.
¡Hideputa! ¿pues, quál otro?

Ora dévele un quellotro
y verás cómo t’ acusa. 80

PIERNICURTO Avérsele as pagar
bien ata ‘l peor pelo.

JOHAN PARAM-S Esso iúralo tú al cielo,
que me ha él querer llievar
lo q’ ogaño he ganar, 85
pola burra y lla preñez.

PIERNICURTO Ño, que está yá na vejez
y querráte perdonar.

JOHAN PARAM-S Duelos tengo nesa guarda
si la burra ño he a la mano; 90
si le he dar lo que gano,
on agora ño se tarda.

PIERNICURTO Pos, ¿ño cuentas tú l’alvarda,
qu’ era quasi ñovatina?

JOHAN PARAM-S On esa es otra Harina. 95
Caro costará la parda.

PIERNICURTO Tornémolas a catar
onde stábamos denantes
entre aquellos estudiantes.

JOHAN PARAM-S ¡Qué aperio pa medrar! 100
Pos, más ños valdría pagar
las burras con las setenas.
Adobars’ían las melenas,
¡ruin sia yo, si allá tornar!
¡Pa ésta con que me signo, 105
que ñunca a la villa vaiga!

PIERNICURTO ¡Iura mala ‘n piedra caya!,
que ternás yá mejor tino,
y vernás otro camino
desque lo tengas olvidado, 110
q’ ora stás amedrentado.

JOHAN PARAM-S Ñunca más perro al molino.

PIERNICURTO Aína me querré reír
del miedo qu’as oy cobrado.

JOHAN PARAM-S Desque me vi acorrelado 115
y que ño podía salir,
de que ño podía ahuyr
aquexávasseme esta alma,
que me tomó una tal calma
que me pensé de transir. 120

PIERNICURTO Al que tú vías allegar
dos palos bien arimados.

JOHAN PARAM-S Estavan tan apegados
que ño me podía mandar.
Comencéme a llevantar, 125
Hízosse un remolino,
que no pude hazer camino
por u oviesse d’appeldar.

PIERNICURTO ¡Hideputa, y qué zagal!
Noramala acá veniste. 130

JOHAN PARAMÁS Y a ti, ¡dó al diabro triste!,
¿ño te hizón otro tal?

PIERNICURTO Yo te juro a San Doval
que si ellos me repelaran,
que quiciás que recaldaran 135
pa sí harto de mal.

JOHAN PARAM-S Vera que, ¡cuerpo de mí!,
cono que estás ý diziendo,
pues, ¿por qué venías corriendo
quando entraste por allí? 140

PIERNICURTO Porque pensaba q’ aquí
t’ estavan on repelando.

JOHAN PARAM-S ¿Y veníaste recatando
sí venía alguien tras ti?
Y que tú aquí los hallaras 145
y me vieras repelar,
¿Hiziérasme tú dexar
por muncho que trabayaras?

PIERNICURTO Tú vieras, si lo miraras,
con lo que les dixiera 150
qué provecho te veniera.

JOHAN PARAMÁS Y tú muncho bien llibraras.
Yo iur’ a San Salvador
que si ellos Habrar t’ oyeran,
que en buen prazer se lo ovieran 155
de tomarte por fiador.
Truxiérante al derredor
por aquessos guedeyones,
ni te valieran rezones
ni Habrar como dutor. 160

El palo bien arimado
zimbrado ñaquella tiesta,
ño te hueras sin respuesta
onque hueras ahotado.

PIERNICURTO Ñotras me e yo hallado 165
onde Harta priessa avía;
mas desque más ño podía,
Huyía polo escampado.

JOHAN PARAM-S ¡A la he!, ansí Hize yo
por amor de los cabellos; 170
y desque salí dentrellos,
maldito aquel que curó
dechar tras mí, ni corrió.

PIERNICURTO Y aun, aHotas, que después
ño se dormiessen los pies. 175

JOHAN PARAM-S En buena fe, ¿por qué ño?

PIERNICURTO Ora, sus, dacá, aliñemos.
Aballa, si quieres, di.

JOHAN PARAM-S Mas, por tu vida, qu’ aquí
dambos y dos nos posemos. 180

PIERNICURTO ¡Dal diabro!, ño engorremos
aquí agora en nos posar.

JOHAN PARAM-S Ñunca vi tal porfiar;
rellánate ora, Holguemos.

PIERNICURTO Toma por ende, ¡qué aperio 185
p> haver mucho provecho!

JOHAN PARAM-S Siéntate, ño steas erguecho.

PIERNICURTO ¡Anda, avate! Que ño quiero.

JOHAN PARAM-S ¿Por qué sos tan tesonero?
¡Pósate, ansí Dios te valga! 190

PIERNICURTO Ño puedo con una ñalga.

JOHAN PARAM-S ¿Cómo? ¿Hay algo ñel trasero?

PIERNICURTO Al fin me ovón de caber
daquellas barraganadas
en las ñalgas dos picadas, 195
que más ño pudón Hazer.

JOHAN PARAMÁS ¡Hideputa, y qué prazer
con el rabo te xustavan!

PIERNICURTO Sábe que se le apegavan.

JOHAN PARAM-S Sí, sí, q’ ansí havía de ser. 200

PIERNICURTO Calla, q’on se vengará,
¡yo te lo xuro par Dios!,
porque irán de dos en dos
al agosto por allá,
y por lo que hizón acá 205
yo te les daré la paga.

JOHAN PARAM-S Diga la barba qué haga.

PIERNICURTO Iuro al cielo se hará.

JOHAN PARAM-S ¡Hideputa, quién te viesse
embuelto cún par dellos! 210

PIERNICURTO Ño avría hilas nellos
si ñel campo los toviesse.
Y ruin sia yo, si huyesse
dellos, onque huessen ocho.

JOHAN PARAM-S Pos ño avrían en ti esgamocho 215
si como tú dizes Huesse.

PIERNICURTO ¿Soncas que ño era mal año
que m’avían de sopear?

JOHAN PARAM-S Bien los podrás esperar,
mas al menos con tu daño. 220

PIERNICURTO Iúria en Dios, que ya me amaño
a tirar bien con la Honda
la puta piedra redonda
que xuña como picaño.

JOHAN PARAM-S Sí, chapadamente Huyen 225
si tras ellos va algún canto.

PIERNICURTO Y acá puestos d’un manto
parece que ño se bullen.

JOHAN PARAM-S ¡Ha, ño hai diabro que ño bulren!

PIERNICURTO Ora déxalos xingrar, 230
que si ellos van al llugar,
yo les haré que ño cuquen.

JOHAN PARAM-S ¡Digo, Ho! ¡Y quál Harías
si los oviesses de ver
embueltos con tu muyer! 235

PIERNICURTO ¡Oxa, Huera! Si los vía,
maldito ‘l que quedaría
q’a palos ño derrengasse.

JOHAN PARAMÁS Tan aína se l’antoxasse.

PIERNICURTO Ño, ninguno ño osaría. 240

JOHAN PARAM-S Uno ño, mas tós sí.

PIERNICURTO Ora ya que ño harán.

JOHAN PARAM-S Sí, bien sé que ño osarán,
que s’espantarán de ti.

PIERNICURTO A la he, si yo estó allí, 245
ño serán tan ahotados;
q’ aunque sean bien rebessados
habrán buen miedo de mí.

JOHAN PARAM-S Iur’a San Pego que traen
la vergüença yá tan rasa, 250
que se chapen llugo en casa
primero que ñada habren.
Ño hayas tú miedo que llamen,
son dan una palmadina,
y si ellos hallan rapina, 255
ño estarán que ño la rapen.

PIERNICURTO Ora llevántate ya,
aballemos ya de aquí.

JOHAN PARAM-S Anda, que bien te’stás ý;
ño salgamos ora’allá. 260

PIERNICURTO Quiçás que peor será
si te stás ende posado.
Vendrá algún descadarrado
a ver si estamos acá.

JOHAN PARAM-S Calla ya, que ño vernán, 265
q’allí quedan todos yuntos.
Si nos caen ños berruntos,
a buena He, sí Harán.

PIERNICURTO Yérguete ora ende, Joan,
ño estés ende reñaziando. 270

JOHAN PARAM-S Anda, ño stéas empuxando,
que ñunca acá aportarán.

[Entra el ESTUDIANTE.]

PIERNICURTO ¡Digo, Ho! ¿Crees en Diose?
¿Ves? Acá ven la llangosta.
Estávos por ý de recosta. 275
Ño hay quien con ellos repose.

JOHAN PARAMÁS Pos agora veréis vose
cómo bulle el repelón.

PIERNICURTO Buena será essa rezón,
pos entiendo que ñon ose. 280

JOHAN PARAM-S ¡O pesar de San Contigo!

ESTUDIANTE Pastores, ¿por qué reñéis?

PIERNICURTO Quita allá, ño vos apeguéis.

ESTUDIANTE Y en esto, ¿qué mal os digo?

PIERNICURTO Pos mirá, Don Papahigo, 285
ño bulres cona persona.

JOHAN PARAMÁS Sí, sí, pala mi corona
qu’es l’embuelto contigo.

ESTUDIANTE Veamos, ¿por qué teméis,
pastores, qu’esté yo aquí?
290

PIERNICURTO Meyor será que vos vais d’í,
par Dios, que ño que vos estéis.
Dend’ahuera habraréis,
ño tengáis estos quellotros.

ESTUDIANTE ¿De qué lugar sois vosotros? 295

JOHAN PARAMÁS ¿Y por qué bueno lo avéis?

ESTUDIANTE Suélesse assí preguntar.

PIERNICURTO Pues sabé quMes mui ruin uso.

ESTUDIANTE Dezid ya.

JOHAN PARAM-S Que dallá yuso.

ESTUDIANTE ¿De qué parte?

PIERNICURTO Dun llugar. 300

ESTUDIANTE Dezid si avéis de acertar.

PIERNICURTO Que dallá, d’azia Lledesma.

ESTUDIANTE Dime tú la aldea mesma.

JOHAN PARAM-S ¿Vos queréisnos empraciar?

ESTUDIANTE Dezid, que no haré por cierto. 305

PIERNICURTO Pus ¿por qué lo pesquisáis?

ESTUDIANTE No, por nada, no temáis.

PIERNICURTO Ño trahéis vos buen concierto;
pues ño me pondréis ñaprieto
onque me veis mal pendado. 310

JOHAN PARAM-S ¡Col diabro ayéis topado
pa que ño estéa espierto!

ESTUDIANTE De discretos es aviso
en las cosas do hay temor.

PIERNICURTO ¿Y si vos sois bulrador? 315

ESTUDIANTE Dime tú lo que pesquiso,
pues él de miedo no quiso.

JOHAN PARAM-S Este ño trai ruindade,
qu> el que emprazia ña ciudade
diz que trae un palo lliso. 320
Di, ¿quiés que lle lo digamos?

PIERNICURTO ¡Par Dios! ¿Dezírllelo quieres?

JOHAN PARAM-S Sí, si tú por bien tovieres.

PIERNICURTO ¡Par Dios, bonicos estamos!
Pues de la otra ya escaparnos, 325
ño será ora maravilla
que éste traya otra tranquilla.

JOHAN PARAM-S Llugo callemos entrambos.

ESTUDIANTE Según el miedo tenéis,
alguna rebuelta ovistes. 330

PIERNICURTO Bien sé que vos algo vistes.

ESTUDIANTE Cierto, no sé lo que havéis.
Dezídmelo, si queréis.

PIERNICURTO ¡Par Dios, digo que ño quiero!

ESTUDIANTE ¡Por tu vida, compañero! 335

JOHAN PARAM-S ¡Sí, pa que vos empiquéis!

ESTUDIANTE Pues acaba, dilo ya.

PIERNICURTO Que ño quiero, ni me pago.

ESTUDIANTE ¿Ni por mal ni por halago?

PIERNICURTO Pues yo vos dó la fe, mirá 340
qu’ on el diabro vos traxo acá
a sacar por punticones.

JOHAN PARAM-S Ño curés dessas rezones.

PIERNICURTO Otra boba está acullá.
Dexa, déxame tú a mí, 345
yo lle atestaré el fardel.

JOHAN PARAM-S Ño porfíes más con él;
díllelo, váyase d’í.

PIERNICURTO Pues yo por amor de ti
ño te hiziesse otro tal, 350
quisera dezir tu mal.

JOHAN PARAM-S ¡A la he, tórnate por ý!

ESTUDIANTE Pues que ya te lo he jurado,
van acá, dímelo tú.

JOHAN PARAM-S ¿Querés saber lo que Hu? 355
Engañónos, ¡mal pecado!
Que stávamos nel mercado
ñaquella praça, denantes,
un rebaño destudiantes
nos hizon un mal recado. 360
¡Aquéste yo vos dó la fe
que bonico lo paroren!

PIERNICURTO Y a mí ño me repeloren.

JOHAN PARAM-S A tí Hizonte ño sé qué.

PIERNICURTO Ño, que yo bien me guardé. 365

JOHAN PARAM-S Bien qu’el rabo lo pagó,
¿cuidas que ño lo sé yo?

PIERNICURTO ¡Coscorrón que te daré!

[Repela el ESTUDIANTE a PIERNICURTO]

PIERNICURTO ¡No llegués vos a la morra!
Si ño, yo juria San Joan, 370
quiçiás si ahorro el gabán
y a las manos e la porra,
que por bien q’alguno corra
lo alcance tras el cogote,
aunque sea Hidalgote, 375
que le pareça modorra.

ESTUDIANTE ¡Hideputa, bobarón!
¿Vos osáis amenaçar?

PIERNICURTO ¡O, dó al diabro ll> azar!

ESTUDIANTE Aparta allá, modorrón, 380
grande y malo baharón,
n’os ago yo ir noramala.

JOHAN PARAM-S ¡Par Dios, así Dios me vala,
que vos tenéis gran rezón!

PIERNICURTO ¿A vos, quién manda llegar 385
a repelar la persona?

JOHAN PARAM-S Porque sea de corona,
¿cuida que ño l’an dMabrar?

ESTUDIANTE En burla se ha de tomar.

PIERNICURTO ¡Allá, allá, cuerpo de Dios! 390
DMotros ruines como vos
presumí vos de burlar.
Pues yo vos do la fe que entiendo
que ha de venir a más mal.
¡Dó al diabro’l ciguñal! 395
¿Por qué anda agora cutiendo?
Vos mucho andáis presumiendo,
repelando a Hurtadillas.
¡Mullámosle las costillas,
qu’esso es lo qu’él anda urdiendo! 400

JOHAN PARAM-S ¡O, cuerpo de Santillena!
Pues que somos dos a uno,
antes que venga otro alguno,
frisémosle la melena.

PIERNICURTO Mas si quiés buena y buena, 405
pues quMellos nos paran malos,
botémosle dMaquí a palos.

JOHAN PARAM-S ¡San Julián y buena estrena!
Dun Quartos de Maquillón,
¿por qué mMavéis repelado? 410
¿On tornáis, manisalgado,
a darme otro repelón?

PIERNICURTO ¡Dale, dale, rodión!
Ño le estés así amagando
por quM esté refunfuñando. 415

JOHAN PARAM-S ¡A! ¿Huís, dun llamparón?

PIERNICURTO ¡O, qué palo le froqué
en aquellos rabaziles!

JOHAN PARAM-S Otro le di en los quadriles
que quasi lo derrengué. 420

PIERNICURTO= Allí vien Juan Rabé.
Mui bien estaría a nós
cantássemos dos por dos.

JOHAN PARAM-S Pus yo lo llevantaré.
[Villancico.]
Rago, cuenta q’oy ñací. 425
¡Bendito Dios y lloado,
pues ño me hizón llicenciado!
Ñorabuena acá venimos
pues que tan sabiondos vamos,
espantarse án los nuestros amos 430
desta cencia que deprendimos.
Ya todo que lo perdimos
y las burras e olvidado,
pues ño me hizón llicenciado.

El que llega a bacheller 435
llugo quier más puxar;
mas quien ño quisier entrar
a estudio, ni deprender,
¡mirá si lo abrá en prazer
después de bien repelado, 440
destojar en llicenciado!